Cuatro palistas argentinos representarán al canotaje en los Juegos Olímpicos de Tokio y todos acudirán a la cita con la ilusión de mejorar sus propias marcas individuales.

Se trata de Agustín Vernice (K1 1000 metros), Lucas Rossi (K1), Rubén Rézola Voisard (K1 200) y Brenda Rojas (K1 200).

El bonaerense Vernice, de 26 años y oriundo de Olavarría, fue el primer kayakista clasificado para la cita internacional en la capital japonesa.

El representante argentino en el canotaje de velocidad, que desarrolló una intensa pretemporada en Tafí del Valle (Tucumán), alcanzó dos medallas de oro en los últimos Juegos Panamericanos Lima 2019 (K1 1000 y K2 1000, junto a Manuel Lascano).

"En los últimos años estuve en algunas oportunidades en la final A. Si logro lo mismo en Tokio, se puede pensar en una medalla", le dijo Vernice a Télam, en una entrevista concedida en mayo último.

La referencia del bonaerense, ganador de la medalla de oro en el Mundial Sub '23 de Pitesti (Rumania) en 2017, tiene relación directa con el séptimo puesto logrado en República Checa (2017) y el noveno en Hungría (2019), en sendos certámenes Senior.

En tanto, el también bonaerense pero nacido en Olivos, Rossi (26 años), accedió a los Juegos Olímpicos a través del ranking en la modalidad Slalom.

El palista radicado en la ciudad de Pau (Francia) se enteró de su boleto rumbo a Tokio "mientras estaba cocinando" en mayo pasado, según narró a Radio Provincia (AM 1270).

El santafesino Rézola Voisard, de 30 años, obtuvo su clasificación en la Copa del Mundo de Szeged (Hungría) en mayo pasado.

El kayakista, admirador de Michael Phelps y Diego Maradona, buscará emular la buena labor que consiguió en Londres 2012, cuando -junto a Miguel Correa- arribó en la quinta colocación (diploma olímpico) en la final de la K2 200

Rézola Voisard, uno de los especialistas de la disciplina en velocidad, se subió al podio en los tres últimos Juegos Panamericanos: firmó plata en Guadalajara 2011; oro en Toronto 2015 (ambos en la modalidad K2 200) y bronce en Lima 2019 (K1 200).

Por último, la única mujer del equipo argentino, la bonaerense Rojas, también concretó su pasaje a Tokio en la Copa del Mundo de Szeged.

La palista, de 25 años y nacida en San Pedro, se adjudicó la final C en esa cita en Hungría y prevaleció sobre la platense Sabrina Ameghino, todo un emblema femenino del canotaje nacional.

Rojas competirá en la modalidad velocidad K1 200, aun cuando logró sendas medallas de bronce en K4 500 tanto en Toronto 2015 como en Lima 2019, los dos últimos Juegos Panamericanos.

Será la segunda experiencia consecutiva de la bonaerense, que se define como una fanática de Lionel Messi, ya que en Río de Janeiro 2016 se ubicó decimotercera en K4 500.

Rossi será el primero en intervenir en los JJ.OO. y comenzará su labor el domingo 25 del corriente, mientras que los tres restantes concursarán recién en la segunda semana, con el 2 de agosto como fecha de arranque. (Télam)