Cristiano Ronaldo regresó este sábado a Manchester United tras 12 años e hizo vibrar a los hinchas locales con dos goles para la victoria sobre Newcastle por 4 a 1, en la continuidad de la cuarta fecha de la Premier League inglesa.

El portugués, de 36 años, mostró su alto nivel y talento cuando marcó a los 47 minutos del primer tiempo y luego amplió a los 17m. del complemento.

El luso fue la llave para abrir un partido cerrado en el que su equipo no encontraba los caminos para destrabar un esquema defensivo complejo que le propuso el rival.

Y en ese contexto, al igual que durante su paso anterior por el club, apareció cuando más lo necesitaron y aprovechó un rebote corto del arquero Freddie Woodman y con una suave definición puso el 1 a 0.

Los fans se desataron en ese grito de gol y en el clásico festejo del luso: corrida hacia la esquina, salto y caída de espalda para mostrar el '7' con su clásico grito: "Siuuuu".

Luego llegó el segundo, otra vez en un momento caliente del partido y en el que el paraguayo Miguel Almirón (exLanús) generó varios dolores de cabeza. Cristiano aceleró como en la consola de Playstation, recibió un pase a la carrera que controló en un toque y remató fuerte de zurda entre las piernas del arquero para delirio de los presentes en Old Trafford.

Amplió la diferencia más tarde su compatriota Bruno Fernandes (35m. ST), hombre importante en el retorno de Cristiano Ronaldo, según admitió el entrenador, el noruego Ole Gunnar Solskjær, en una conferencia de prensa.

La goleada se cerró con Jesse Lingard, que le puso el técnica a una definición exquisita en una jugada colectiva liderada por el francés Paul Pogba. (Télam)