Hernán Crespo se despidió esta tarde como entrenador de Defensa y Justicia y justificó su decisión de renunciar al cargo, argumentando que debía “ser sincero” con todos los actores de la entidad de Florencio Varela.

"Todavía no firmé con nadie, ni cambio Defensa (y Justicia) por otra situación”, dijo el director técnico, de 45 años, quien estuvo al frente de la conquista de la Copa Sudamericana.

“Merecía ser sincero con los dirigentes, con el club y con la gente. No tengo nada, no firmé con nadie”, sostuvo el exdelantero del seleccionado argentino a la señal TyC Sports.

“Me parece que cuando el teléfono suena constantemente no es justo que me saquen ni el uno por ciento del foco de lo que era Defensa”, justificó.

El también extécnico de Banfield consideró prudente “liberar a Defensa y Justicia porque no era saludable para los dirigentes ni para los jugadores que esté esto detrás constantemente”.

El propio Crespo, quien hoy se despidió del plantel, reconoció haber mantenido charlas con directivos de “Santos, San Pablo y la Selección de Chile".

"Pero no decidí absolutamente nada”, descerrajó.

“Se cerró una etapa hermosa. Hablar con los jugadores y la gente que trabaja acá fue lindo y emocionante”, concluyó.

En otro orden, Pablo De Muner, a cargo de la división Reserva, tomó hoy la conducción del plantel profesional del ‘Halcón’, que practicó en turno vespertino en el predio de Bosques.

El exDT de All Boys estará al mando del equipo en el estreno de la Copa de la Liga Profesional (LPF), que se producirá el domingo 14, a las 17.10, ante Huracán, en partido que dirigirá el árbitro Fernando Echenique. (Télam)