El seleccionado de fútbol de Costa Rica canceló hoy el amistoso que había pactado con Irak debido a que los iraquíes no respetaron el acuerdo previo de no sellarle los pasaportes a toda la delegación.

En ese sentido, Costa Rica debía jugar al mediodía en el estadio Basra Sport City ante Irak el último amistoso previo al Mundial de Qatar que comenzará el domingo, pero surgió el inconveniente por el tema del sellado de pasaportes y entonces retornó a Kuwait donde estaba alojado, consignó la agencia de noticias DPA.

"Veníamos con la condición de que no sellábamos nuestros pasaportes, era un acuerdo no negociable, pero como insistieron no habrá vuelta de hoja. No podemos hacerlo porque con un sello de Irak tendríamos muchos problemas", explicó Gina Escobar, la jefa de prensa de la Federación de Costa Rica.

Las complicaciones que podrían sufrir los "Ticos" están vinculadas a los reparos que les pondrían en las ocasiones que deseen ingresar a los Estados Unidos, país con el que comparte confederación en la CONCACAF, por haber estado en Irak.

Costa Rica compartirá el Grupo E en Qatar, junto a España, Alemania y Japón. (Télam)