La Conmebol comunicó este viernes las suspensiones del árbitro VAR Nicolás Gallo y del asistente Miguel Roldán, tras la actuación del jueves entre Uruguay y Paraguay, por la séptima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas, rumbo al Mundial Qatar 2022.

"Los mismos incurrieron en errores graves y manifiestos en el ejercicio de sus funciones en el desarrollo del partido en la siguiente situación: minuto 23 del primer tiempo, anulación del gol del seleccionado uruguayo por supuesto fuera de juego", informó el comunicado de la Confederación publicado esta tarde.

La polémica jugada se produjo a los 23 minutos del primer tiempo cuando Jonathan Rodríguez convirtió lo que hubiera sido el 1-0 en favor del combinado local. Primero, el asistente Miguel Roldán y luego, el principal Wilmar Roldán anularon el gol por una supuesta posición adelantada.

El colombiano ratificó su decisión a instancias del VAR, a cargo del también colombiano Nicolás Gallo, pero no se acercó a ver la jugada en la cabina.

El defensor y capitán del seleccionado uruguayo, Diego Godín, expresó su bronca con la Conmebol y VAR, calificando como una "vergüenza" el gol anulado en el partido contra Paraguay, jugado en el estadio Centenario de Montevideo.

A través de su cuenta de Twitter, el capitán de la "Celeste" publicó las imágenes de la jugada que terminó en la acción anulada a Jonathan Rodríguez y escribió: "Vergüenza".

En la publicación, el experimentado defensor citó a la cuenta oficial de Twitter de la Conmebol y unos minutos después posteó otro video y puso: "De otro ángulo por las dudas".

Su compañero de zaga, José María Giménez, también se sumó a las críticas y por el mismo medio subió el video y con ironía expresó: "Hay algo que me pierdo se ve...".

Por su parte, el entrenador de Uruguay, Oscar Tabárez, apuntó: "Si seguimos así, vamos a tener que poner un VAR del VAR porque no puede ser" se quejó.

(Télam)