Colón de Santa Fe destrabó hoy las negociaciones con el experimentado defensor Paolo Goltz, cuyo pase pertenece a Gimnasia y Esgrima de La Plata, y será refuerzo en los próximos días, de cara a la Copa de la Liga Profesional.

El excentral de Boca Juniors y Lanús le manifestó su deseo de irse a los dirigentes platenses por un problema personal, ya que necesita estar cerca de su ciudad, Hasenkamp, vecina de Paraná, pero tiene contrato vigente hasta diciembre 2022.

Sin embargo, el pedido de Goltz no fue suficiente para los dirigentes platenses, que pidieron un resarcimiento económico, de alrededor de 250 mil dólares, dijeron a Télam fuentes allegadas a la negociación y señalaron que lógicamente, ese número en un principio complicó su partida.

Con el pasar de los días, las negociaciones avanzaron y hoy llegaron a un acuerdo por 200 mil dólares. De esta manera, el entrenador, Eduardo Domínguez, amigo de Goltz, tendrá al refuerzo deseado en la última línea.

Los detalles que faltan para sellar el pase son los pagos y sus formas. En Colón pretenden tres cuotas y en Gimnasia, como máximo, dos.

Por otro lado, el delantero Tomás Chancalay está en el radar de Racing y, según fuentes ´sabaleras´, se aguarda por una oferta concreta para venderlo.

Colón debutará el viernes 12 en la Zona 1 de la Copa de la Liga Profesional contra Central Córdoba en Santiago del Estero. (Télam)