Codringer, con la monta del jockey brasileño Francisco Goncalves, ganó hoy por medio cuerpo sobre Rudy Trigger el Clásico Japón, una prueba de 1.400 metros de césped con un premio de 1.170.000 pesos corrida en el séptimo turno de la reunión en el hipódromo Argentino de Palermo.

El ganador, un hijo de Cosmic Trigger, pagó un dividendo de 2,30 por boleto -favorito- y alcanzó hoy octavo triunfo oficial sobre 18 carreras.

Boecio y Rudy Trigger vinieron alternándose la punta hasta entrar a la recta principal. En un tercer lugar siempre vino Codringer. Por atrás lo hizo el guapo Joy Filoso.

Ya en los últimos 600 metros Boecio sintió el esfuerzo de venir en la punta del lote y la carrera fue quedando entre Rudy Trigger y Codringer. Por el lado de los palos vino corriendo con gran mérito Joy Filoso, un caballo de 9 años que hoy corrió por última vez.

En los 300 metros finales Codringer dominó sobre Rudy Trigger y enfiló hacia el disco un poco más entero que su rival. Codringer logró sacarle medio cuerpo de ventaja a Rudy Trigger, quien venía de ganar en el hipódromo de La Plata después de haber andado por los Estados Unidos y por Arabia Saudita.

El tercer lugar, a un cuerpo y medio, fue para Joy Filoso que terminó su campaña con un digno tercer lugar. Carlos Carretto, su entrenador, sostuvo que " sigue estando sano y manso. Es un caballo que nos dio muchas satisfacciones y ya era hora de darle otra función. Dios quiera que sea un buen padrillo".

Joy Filoso tiene un récord de 11 triunfos oficiales sobre 62 carreras. Siempre tuvo un corazón muy grande y siempre corrió con una gran dignidad. Hoy dijo adiós y la gente lo despidió con aplausos.

Volviendo a la carrera, de más está decir que la revancha entre Codringer y Rudy Trigger es un hecho a corto plazo. Son dos caballos muy parejos y no todo está dicho. Hoy ganó Codringer pero en la próxima todo puede cambiar. (Télam)