Los clubes argentinos participantes en las copas Libertadores y Sudamericanas evalúan mudar las localías fuera del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para cumplir con la restricción horaria impuesta por el gobierno nacional frente a la segunda ola de coronavirus y, a la vez, mantener la programación definida por la Conmebol.

El DNU publicado el viernes en el Boletín Oficial prohibió la circulación en esa región entre las 20 y las 6 de la mañana del día siguiente hasta el próximo 30 de abril, lo que obligó a la AFA a reprogramar el horario de los partidos de todas sus categorías.

Debido a la decisión del presidente Alberto Fernández, en las zonas más comprometidas en términos epidemiológicos ningún partido podrá terminar después de las 20 y eso generó un alerta sobre los partidos nocturnos de la Libertadores y la Sudamericana, cuyas fases de grupos comenzarán el martes próximo.

Argentinos Juniors, Vélez Sarsfield y San Lorenzo tienen previstos esta semana encuentros internacionales en sus estadios de la Ciudad de Buenos Aires y una opción para mantener los horarios -factor de interés para la TV- es que se disputen fuera del AMBA.

"Estamos trabajando en eso", admitió este mediodía a Télam una fuente de Vélez. "La Conmebol informó a los clubes que los horarios programados no se cambian", adelantó a esta agencia un vocero de la entidad rectora del fútbol sudamericano.

Los partidos afectados por las medida del gobierno argentinos son los siguientes:

Martes 20: Argentinos Juniors-Nacional de Uruguay (19.15) y Vélez-Flamengo de Brasil (21.30).

Miércoles 21: San Lorenzo-Huachipato de Chile (19.15).

Martes 27: Arsenal-Ceará de Brasil (19.15) y Boca-Santos de Brasil (21.30).

Miércoles 28: Defensa y Justicia-Universitario de Perú (19.00); Independiente-City Torque de Uruguay (19.15) y River-Junior de Colombia (21.00).

Jueves 29: Racing Club-Sporting Cristal de Perú (19.00) y Lanús-Gremio de Brasil (21.30). (Télam)