Claudio 'Chiqui' Tapia, presidente de la AFA, y Alejandro Domínguez, titular de Conmebol, visitaron esta tarde el estadio Mario Alberto Kempes, con el objetivo de supervisar las instalaciones de cara a la final de la Copa Sudamericana, que se disputará en la ciudad de Córdoba el sábado 1 de octubre.

El anfitrión fue el presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Héctor Campana, quien dijo que "está todo preparado para que sea una fiesta del deporte".

Tras la recorrida, Domínguez se expresó en su cuenta de Twitter, donde dijo: "Hoy visitamos la bella ciudad de Córdoba y realizamos un recorrido por el estadio Mario Alberto Kempes. Nos encontramos alineando los detalles para la final de la Copa Sudamericana a realizarse el próximo 1 de octubre. Vamos nuevamente por La Gran Conquista!"

"Muchas gracias a Tapia por todo el apoyo. Agradezco también por su gran hospitalidad al Intendente de Córdoba, y a las autoridades de la ACD", completó el titular de la entidad sudamericana.

Tapia también se mostró agradecido en la red social con el presidente Domínguez y con Campana "por permitir que el Estadio Mario Alberto Kempes sea la casa de la final de la Conmebol Sudamericana".

"Estamos trabajando con la responsabilidad de lo que significa una final continental aquí en Córdoba. No se puede escapar ningún detalle. La experiencia que tenemos fue fundamental para que Conmebol vuelva a elegir a Córdoba", agregó Campana.

"No tengo dudas de que va a ser un evento muy importante y vamos a trabajar para que, como dice Alejandro Domínguez, todo sea a un nivel de excelencia. Tenemos un gran estadio, un importante número de plazas hoteleras, el aeropuerto cercano a la cancha con buenas vías de acceso", concluyó el presidente de la Agencia Córdoba Deportes.

En esa final ya no existirá la posibilidad de que haya un representante argentino, puesto que los dos últimos equipos que avanzaron hasta los octavos de final, Lanús y Unión, de Santa Fe, fueron eliminados en esa instancia. (Télam)