El mediocampista de Vélez Sarsfield, Santiago Cáseres, figura en la órbita de clubes de Brasil y Turquía, que pretenden incorporar al jugador para la temporada 2023.

El volante de contención, de 25 años, está recuperado de una lesión que le impidió adquirir regularidad y rodaje durante la última etapa del año. Y el exmediocampista del Villarreal tiene previsto iniciar las labores de pretemporada el lunes 28 del corriente.

Sin embargo, fuentes cercanas a la entidad de Liniers le confiaron a Télam que Cáseres “podría tener destino en el exterior” en su futuro.

“Hay instituciones de Brasil y Turquía que preguntaron informalmente por él. Por ahora son solamente sondeos y llamados de intermediarios, pero no descartamos que haya alguna propuesta concreta por su pase”, contó el portavoz consultado.

La eventual partida de Cáseres podría ser un eslabón más del éxodo que se produciría en la zona central si es que se concreta la transferencia del juvenil Máximo Perrone al Newcastle de Inglaterra.

Además, el arquero Matías Borgogno, de 24 y que no será tenido en cuenta por el DT Alexander Medina, tiene un ofrecimiento de Godoy Cruz de Mendoza, que prevé “adquirir el 50 por ciento de su ficha”, aseguró la fuente interpelada. El contrato del guardavallas tiene vigencia hasta diciembre de 2023.

Por su lado, el mediocampista Franco Díaz, de escaso rodaje en el último certamen de la Liga Profesional (LPF), fue ofrecido y podría continuar su carrera en Tigre, que necesita cubrir la partida de Ezequiel Fernández, que será repescado por Boca Juniors. (Télam)