La central Micaela Casasola, integrante del seleccionado argentino femenino de handball que logró durante la semana la clasificación a la Copa del Mundo en España, estableció que el torneo a jugarse en diciembre le servirá a 'La Garra' para forjarse "nuevos objetivos como equipo".

"El Mundial nos servirá para plantearnos nuevos objetivos como equipo. Ojalá tengamos la mejor preparación posible", expresó la actual jugadora del Porriño gallego, que actúa en la Liga Guerreras del handball español.

El representativo albiceleste, que dirige el DT Eduardo Gallardo, obtuvo en la noche del sábado el subcampeonato del certamen Centro Sur en Asunción, al perder en encuentro de la última jornada con el campeón Brasil, por 31-22.

El equipo argentino terminó subcampeón y consiguió uno de los cupos para el Mundial que se llevará a cabo en diciembre venidero, entre los días 1 y 19.

"Tenemos que corregir muchas cosas, pero creo que el equipo creció y estuvimos muy sólidas en defensa en muchos pasajes del torneo", resumió Casasola, exintegrante de Vélez Sarsfield, en declaraciones al sitio de la Confederación Argentina (CAH).

Con relación al encuentro decisivo, la central, de 24 años, dijo: "A los equipos como Brasil no se les puede regalar nada. Nosotras tuvimos errores en el primer tiempo que hicieron que nos sacaran una diferencia indescontable", graficó en referencia al 8-17 con el que se fue al descanso el conjunto argentino al término del primer período.

Click to enlarge
A fallback.

"Pero el segundo tiempo que hicimos fue muy bueno. Creo que debemos quedarnos con ese aspecto positivo", manifestó Casasola.

Argentina alcanzará su décima participación consecutiva en certámenes ecuménicos, todas desde Croacia 2003.

'La Garra' compartirá la zona H, junto a la local España, Austria y China. (Télam)