Ricardo Caruso Lombardi, entrenador de Belgrano de Córdoba, se mostró indignado por el cierre del partido con Barracas Central (0-1), quejándose del desempeño arbitral y sugiriendo que si su rival de hoy “tiene que ascender, que ni nos hagan viajar”.

“Si lo tienen que ascender (a Barracas Central) que ni nos hagan viajar, que le den el ascenso” cuestionó severamente el verborrágico DT, de 58 años, una vez consumado el escandaloso final en el estadio de Parque de los Patricios.

Es que en tiempo adicionado, cuando el elenco ‘celeste’ jugaba con nueve hombres por las expulsiones de Joaquín Novillo y Franco Negri, Barracas Central, club que tuvo como presidente al actual titular de AFA, Claudio 'Chiqui' Tapia, obtuvo el desnivel con una conquista de Nicolás Trecco, en aparente posición adelantada.

“Somos rehenes en el fútbol argentino, rehenes de los árbitros”, se quejó Caruso Lombardi ante el micrófono de DirecTV Sports, haciendo eje en el flojo desempeño del juez Nelson Sosa.

“¡Las cosas que cobró (Sosa) hoy son insólitas, no se puede creer!”, insistió Caruso Lombardi, que resaltó que “el fútbol argentino genera risa”.

El singular entrenador de Belgrano había alertado durante la semana su preocupación por la designación del juez para este partido, válido por la etapa Reválida del campeonato de la Primera Nacional, solicitando que “me manden un árbitro de Primera División. Es lo único que pido”, dijo.

El arquero visitante, César Rigamonti, también se sumó a los cuestionamientos hacia el árbitro Sosa y lo increpó una vez concluido el partido. (Télam)