El expiloto de Turismo Carretera y otras categorías Carlos Marincovich, una de las glorias de la "Cuna de Campeones", la ciudad bonaerense de Arrecifes, continúa internado en terapia intensiva en la Clínica Olivos por un cuadro de coronavirus, estable y sedado y con respiración asistida, según informó su hija Paula.

El "Ruso" o "Sandy", como se lo conoce en el ambiente automovilístico a Carlos Oreste Marincovich, ingresó a la clínica Olivos el 1 de abril. Allí le diagnosticaron Covid-19 y desde entonces permanece en la Unidad de Terapia Intensiva, con sedación y respiración mecánica.

En diálogo con Télam, Paula Marincovich, hija de Carlos, recordó que su padre tiene la enfermedad pulmonar "Epoc", y que se le "bajaron los niveles de sedación" para "interactuar con su sistema respiratorio y muscular", lo que representa "una leve mejoría".

"Se avanza y retrocede, y se trata de desvincularlo de la respiración mecánica de a poco", señaló Paula Marincovich, que agregó que la recuperación será "larga y lenta" pero que su padre la "viene peleando como un toro, con mucha fuerza" y que por ahora no surgieron "complicaciones fuera de las encontradas".

El "Ruso" es sobrino del recordado Néstor Marincovich, que corrió en TC con el seudónimo de "Sandokán", y de ahí "Sandy" heredó la pasión por las carreras, al igual que otras glorias de la ciudad como Angel Lo Valvo, Froilán González, Carlos Pairetti, Rubén Luis Di Palma, y después siguieron Norberto Fontana, Agustín Canapino, Valentín Aguirre y Nicolás Trosset.

Sandy nació el 3 de julio de 1943 y debutó en TC en agosto de 1964 con una coupé Chevrolet; en 1966 su coterráneo, el mítico José Frolián González (subcampeón mundial de Fórmula 1), lo invitó a conducir el histórico Chevitú y el "Ruso" ganó su primera carrera el 30 de abril en el entonces autódromo Municipal, hoy Oscar y Juan Gálvez.

Otro hito en la frondosa trayectoria de Marincovich fue el de haber conducido al triunfo a la primera coupé Chevy en el TC, toda roja y con el número 2, en la Vuelta de Chacabuco, que se disputó el 9 de julio de 1972 en el circuito rutero de Pergamino.

El prolífico constructor Oreste Berta le tuvo mucha consideración y lo eligió para tripular el prototipo LR (La Razón)-Cosworth en Nurburgring. Tras 24 años en el TC cosechó diez triunfos, ocho con Chevrolet y dos con Torino, aunque supo correr también con Ford y Dodge, y se retiró de la actividad a fines de los 80. (Télam)