La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, opinó que la suspensión del superclásico sudamericano entre Brasil y Argentina en San Pablo, decidida por las autoridades sanitarias de ese país, "parece más una puesta en escena que una medida sanitaria".

La funcionaria consideró que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) debió "haber actuado en el momento del ingreso al país" de los cuatro futbolistas argentinos residentes en el Reino Unido, un país vetado por medidas de protección contra la pandemia de coronavirus.

"Todas las personas que ingresan a un país, también los jugadores de fútbol, al presentar su pasaporte a las autoridades migratorias, estas tienen las herramientas para trazar su procedencia", explicó Carignano en Twitter.

"Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, más allá del protocolo establecido por la FIFA, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio", completó.

El seleccionado argentino ingresó a Brasil el viernes pasado en un vuelo procedente de Caracas, Venezuela, donde un día antes le ganó (3-1) el equipo local.

Anvisa ordenó hoy que los jugadores Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía quedaran en cuarentena y pidió que los cuatro abandonaran el país por violar los protocolos anticovid. (Télam)