El ex director técnico argentino Ángel Cappa se opuso hoy a la aplicación del VAR en el fútbol por considerar que "no aporta absolutamente nada y complica la actuación de los árbitros" con criterios desligados de la naturaleza del juego.

"La tecnología no tiene nada que ver con el fútbol, lo único que puede hacer es definir si la pelota entró o no en el arco. Es una herramienta que complica la actuación de los árbitros y complica al fútbol con criterios que no son futbolísticos sino tecnológicos", enfatizó en una entrevista con Télam.

Como ejemplo puntualizó: "En la revancha Real Madrid-Chelsea, por la Champions League, (Marcos) Alonso hizo un gol, la pelota le rozó en una mano pegada al estómago y se lo anularon. Eso no es ningún criterio futbolístico".

"El VAR ha venido a perturbar a los árbitros, que ahora tienen miedo de cobrar aún cuando están a un metro de la jugada. No se animan a decir: 'he visto tal cosa'. Siempre van a consultar al VAR y el partido se interrumpe", cuestionó.

Cappa ni siquiera aceptó su utilización bajo la hipótesis de que la tecnología podría haber cambiado la definición del torneo Clausura 2009 que su Huracán perdió la última fecha ante Vélez en el estadio José Amalfitani de Liniers.

Aquella tarde, el local se consagró campeón tras ganar 1-0 con un tanto de Maximiliano Moralez posterior a una falta del delantero Joaquín Larrivey sobre el arquero Gastón Monzón, no sancionada por el árbitro Gabriel Brazenas. Además, el Globo sufrió la injusta anulación de un gol en el inicio del partido, cuando se le marcó un fuera de juego al defensor Eduardo Domínguez.

"Con un buen árbitro y un buen juez línea también podría haber cambiado", replicó. "Un árbitro que no considera que eso fue falta al arquero es porque no quiere considerarlo, más claro imposible. Esa falta se vio en todo el mundo, me lo han dicho en España, Alemania, Italia, en Sudamérica. No fue una jugada sospechosa, fue una falta que no se quiso cobrar", lamentó.

"Y con el VAR tampoco sé si hubiera cambiado algo porque el fútbol argentino es tan corrupto que hay que ver quién decidía el VAR. Quién garantiza que el tipo que maneja el VAR sea decente y no haya sido sobornado. En el fútbol argentino la corrupción viene desde los orígenes del profesionalismo", concluyó. (Télam)