La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) aprobó un innovador límite para el cambio de entrenadores durante el campeonato de Primera División que comenzará el próximo 30 de mayo.

Cada uno de los 20 equipos del "Brasileirao" podrá inscribir un nuevo entrenador y en las 38 fechas que dura el campeonato solo podrá contratar a otro cuerpo técnico.

En caso de una segunda dimisión, el equipo deberá ser dirigido por un profesional que esté trabajando en el club hace, por lo menos, seis meses.

Si durante el segundo ciclo es el entrenador el que renuncia al cargo, el club podrá contratar un nuevo cuerpo técnico.

El entrenador, por su parte, si fue inscripto por un club solo podrá renunciar una sola vez y eso le permitirá asumir en un nuevo equipo.

Sin embargo, si vuelve a renunciar no podrá ser contratado por otro club participante.

Si fue despedido, el DT no tendrá ningún tipo de límite para volver a ser contratado.

"Este es el fin de la danza de las sillas de los entrenadores en el fútbol brasileño", aseguró el presidente de la CBF, Rogério Caboclo.

La regla fue aprobada por la mayoría de los clubes que participaron del Consejo Técnico de la CBF.

El campeonato brasileño, que tiene a Flamengo como el defensor del título, comenzará el 30 de mayo.

San Pablo, dirigido por Hernán Crespo, debutará contra Fluminense y Santos, de Ariel Holan, visitará a Bahia.

(Télam)