Simone Biles, ganadora de cuatro medalla de de oro en los Juegos Olímpicos, Aly Raisman y otras gimnastas estadounidenses presentaron hoy una demanda de mil millones de dólares contra el FBI por fallos en la investigación sobre los abusos sexuales cometidos por Larry Nassar, exmédico del equipo.

Nassar, de 58 años, cumple una cadena perpetua tras declararse culpable entre 2017 y 2018 de agredir sexualmente a deportistas cuando ejercía como médico de la federación estadounidense de gimnasia (USA Gymnastics) y de la Universidad Estatal de Michigan.

Cientos de mujeres -entre ellas las medallistas de oro olímpicas Biles, Raisman y McKayla Maroney- acusaron a Nassar de abusar sexualmente de ellas durante sus más de dos décadas de carrera.

Biles -cuatro veces campeona olímpica en Río 2016-, Raisman y Maroney se encuentran entre las más de 90 mujeres que presentaron la demanda federal contra el FBI, dijo en un comunicado la oficina de abogados que lleva el caso, Manly, Stewart & Finaldi.

"La mayoría de las demandantes consiste en más de 90 mujeres jóvenes y niñas que sufrieron abusos después de 2015 debido a que el FBI no tomó las medidas requeridas para protegerlas", señaló el texto.

"Mis compañeras sobrevivientes y yo fuimos traicionadas por cada institución que se suponía que debía protegernos: el Comité Olímpico de Estados Unidos, USA Gymnastics, el FBI", dijo la propia McKayla Maroney en un comunicado.

"Tenía alguna esperanza de que cumplieran su palabra y exigieran responsabilidades al FBI", señaló, y puntualizó: "está claro que el único camino hacia la justicia y la curación es a través del proceso legal", consignó la agencia de noticias francesa AFP.

La oficina de abogados dijo que el FBI recibió denuncias creíbles en julio de 2015 sobre las agresiones sexuales de Nassar y que "entonces pudo acabar inmediatamente con la depredación de Nassar".

"Sin embargo, el FBI fue groseramente negligente en sus deberes al negarse a entrevistar a las gimnastas que estaban dispuestas a hablar sobre el abuso", dijo.

"Como resultado, Nassar continuó con su comportamiento predatorio, agrediendo sexualmente a aproximadamente 90 mujeres jóvenes y niñas entre el 28 de julio de 2015 y el 12 de septiembre de 2016".

La demanda contra el FBI se produce apenas unos días después de que el Departamento de Justicia informara que no presentará cargos contra dos agentes especiales del FBI, ya retirados, que hicieron un mal manejo de la investigación sobre Nassar.

A finales de 2021, las víctimas de Nassar llegaron a un acuerdo con USA Gymnastics por el que recibirán una compensación de unos 380 millones de dólares, una de los mayoras registradas en casos de abusos sexuales. (Télam)