El mediocampista Christian Bernardi, quien no pudo incorporarse a Fortaleza de Brasil tras no superar la revisión médica, podría ser un refuerzo inesperado de Colón de Santa Fe, ya que la dolencia que lo aqueja es transitoria y su intención es sumarse al plantel que dirige el uruguayo Marcelo Saralegui.

Voceros del club "sabalero" indicaron que el futbolista cordobés, de 32 años, le solicitó a la dirigencia integrarse a los entrenamientos del plantel, en lo que puede significar un acercamiento que derive en su contratación como refuerzo.

Bernardi se sumó al plantel de Fortaleza en enero, tras desvincularse de Colón, pero a pocos días de su arribo la institución brasileña anunció la rescisión del contrato por razones particulares.

El futbolista, surgido en Instituto de Córdoba, padece una arritmia cardíaca que se presentó como secuela de haber padecido Covid.

De todas formas, la dolencia es considerada transitoria y existen muchas posibilidades de que pueda volver a jugar en el corto plazo, por lo que solicitó sumarse al plantel rojinegro, en principio para sentirse "contenido" mientras se recupera.

Tras su ida de Colón y la posterior rescisión con Fortaleza, el mediocampista tiene el pase en su poder, lo que facilitaría su regreso al club en el que jugó los últimos seis años.

Voceros de la entidad santafesina indicaron que la situación se resolverá en los próximos días, ya que tras el cierre del libro de pases quedarán unos días para que los jugadores libres puedan conseguir club.

En otro orden, la dirigencia de Colón desistió a último momento de contratar a Braian Guille, de Olimpo, luego de tener todo acordado tanto con el club bahiense como con el jugador.

En cuanto al equipo que recibirá el domingo a Lanús, por la primera fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), hoy quedó descartado el delantero Natanael Troncoso, afectado de un desgarro leve en el isquiotibial derecho, en tanto Ignacio Chicco estará en el arco tras superar una lesión en el hombro. (Télam)