Bayern Múnich y París Saint Germain reeditarán la final de la última edición de la Liga de Campeones de Europa, en la serie de cuartos que comenzará mañana en la casa del campeón alemán.

El partido de ida se jugará desde las 16 en el estadio Allianz Arena de Múnich y será televisado por ESPN.

A la misma hora y por ESPN 2, Porto y Chelsea abrirán el otro cruce en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla, España, la sede de los partidos de ida y vuelta por las medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus.

Las revanchas de ambas llaves serán el próximo 13 de abril.

Bayern Múnich y París Saint Germain protagonizaron la final de la última edición en Portugal y casi un año después volverán a enfrentarse por un lugar entre los cuatro mejores de Europa.

Bayern Múnich, defensor del título, afrontará la serie con la sensible baja del goleador polaco Robert Lewandowski, quien se lesionó la rodilla en la última fecha FIFA con su seleccionado. El español Marc Roca y Serge Gnabry, dos habituales titulares, tampoco serán de la partida en el equipo de Hans-Dieter Flick.

PSG, el equipo de los argentinos Mauricio Pochettino, Ángel Di María, Leandro Paredes y Mauro Icardi, no llega de la mejor forma ya que el fin de semana perdió con el líder de la liga francesa, Lille, por 1-0, como local, un partido clave en la lucha por el título.

Sin embargo, la Champions es otra historia y el DT santafesino podrá contar nuevamente con el brasileño Neymar, ausente en los octavos de final contra Barcelona, para formar una dupla de ataque peligrosa con Kylian Mbappé.

En la otra llave, Porto, con el arquero argentino Agustín Marchesín como figura en la clasificación a cuartos, tras eliminar a la Juventus de Cristiano Ronaldo, buscará dar una nueva sorpresa ante Chelsea.

El equipo inglés, que tiene a Wilfredo Caballero en el plantel, luce renovado desde la llegada del DT alemán Thomas Tuchel, quien dirigió a PSG en la mencionada final de la pasada edición.

La sede neutral para los dos partidos podría ser una clave para igualar aún más una llave muy pareja. (Télam)