La yegua Baronesa Asiática, con la monta del jinete Martín Valle, ganó hoy por el pescuezo sobre Saragossa City -compañera de yunta- el Clásico General Las Heras, una prueba de 1.400 metros con un premio de 1.242.000 pesos que se corrió en el octavo turno de la reunión en el hipódromo de San Isidro.

La ganadora, una hija de Asiatic Boy, empleó un tiempo de 1m 22s 91/100 para las 14 cuadras de césped normal.

Hubo 13 yeguas en la largada del Clásico Las Heras y La Fantasista agarró la punta para venir marcando el ritmo de la carrera. Fue seguida por Girl On Fire, Water City, Coriane y Lílica. Así fueron entrando a la recta final.

Sobre los 400 metros finales La Fantasista comenzó a perder algo de acción, mientras que Girl On Fire también sentía algo de fatiga. Por atrás comenzaron a atropellar Water City, Coriane, Lílica, Baronesa Asiática y Saragossa City.

Los últimos 100 metros fueron a pura adrenalina para el público apostador: Water City, Sofrita, Saragossa City y Baronesa Asiática se trenzaron en la definición de la carrera a todo rigor.

En los últimos 50 metros Baronesa Asiática logró sacar una pequeña ventaja y se fue hacia el disco ante Saragossa City, su compañera de fórmula.

Hubo solo un pescuezo de ventaja a favor de Baronesa Asiática en un final durísimo. En el tercer lugar, a solo la cabeza, entró Sofrita. Y el cuarto puesto quedó para Water City. Todas ellas entraron casi juntas al disco en una atropellada masiva.

Los parciales fueron de 24s 83/100 para los 400 metros, de 47s 36/100 para los 800 metros y de 1m 10s 98/100 para los 1.200 metros.

Martín Valle es un jinete joven que hoy demostró madurez para poner a Baronesa Asiática en el primer puesto en un desarrollo difícil y con un final apretadísimo. El entrenador de Baronesa Asiática es Luciano Cerutti, un cuidador que comenzó en el hipódromo de La Plata y que hoy corre casi siempre en San Isidro con mucho éxito.

El segundo puesto de Saragossa City es muy valioso porque perdió por solo un pescuezo en una atropellada feroz. La carrera comenzó con buen ritmo y en la recta final se fue poniendo muy caliente para lograr un final de gran tono dramático. (Télam)