Barcelona compró el pase del mediocampista ofensivo Ferrán Torres a Manchester City pero no puede inscribirlo en LaLiga de España porque está acotado por el "fair play financiero", y para hacerlo necesita desprenderse de varios futbolistas de alto salario, entre ellos el defensor camerunés Samuel Umtiti y el atacante brasileño Coutinho.

La directiva barcelonista encabezada por su presidente, Joan Laporta, es consciente de que en la actualidad es imposible inscribir a Torres, y por eso los principales apuntados para salir con Untiti (está contagiado de coronavirus) y Coutinho, dado que el entrenador Xavi Hernández les avisó que no contará con ellos.

Otros dos extranjeros que ya está confirmado que partirán serán el extremo austríaco Yusuf Demir y el delantero neerlandés Luuk de Jong.

El primero regresará a Rapid, de Viena, anticipó el diario Sport, de Barcelona, al precisar que puede devolverlo sin costo porque en su contrato había una cláusula por la que la obligación de compra regía solamente a partir de que el futbolista jugara 10 partidos, algo que no sucedió. La cifra por la que debía comprarlo el "Barsa" era de 10 millones de euros.

En cuanto a De Jong, que llegó al club por expreso pedido del anterior entrenador, su coterráneo Ronald Koeman, no quiere ser cedido a Cádiz y se están buscando otras opciones para transferirlo antes de tratar de anular la cesión.

Mientras tanto se sigue negociando la renovación del contrato del delantero francés Ousmane Dembelé, cuyo vínculo vence el 30 de junio de 2022, por lo que a partir del próximo domingo estará en condiciones de iniciar gestiones con cualquier otra institución, aunque en principio el deseo del jugador nacido en Vernon hace 24 años es continuar en Barcelona.

Click to enlarge
A fallback.

El que también podría llegar por esa misma condición es el experimentado lateral navarro de 32 años, César Azpilicueta, cuyo contrato con Chelsea, de Inglaterra, también se vence a mediados del año próximo. (Télam)