La piloto Ayelén Bogado, que en la especialidad Quad cumplió una gran actuación en el último South American Rally Race (SARR), se apresta a disputar desde mañana la tercera fecha del CANAV en San Juan mientras sueña con "correr el Dakar 2023" y se muestra "muy segura y preparada" para afrontar la difícil competencia.

La nueva aventura de Bogado comenzará mañana con el CANAV de San Juan, con un prólogo que tendrá como epicentro el santuario de la Difunda Correa ubicado en Vallecito, a 63 kilómetros de la capital provincial. La primera etapa se disputará el sábado entre el santuario y Morayes, de 300 kilómetros.

En tanto que el domingo se efectuará la segunda etapa, que transitará Vallecito y Bermejo y finalizará en Caucete, en los que los participantes tendrán una exigencia de 180 kilómetros.

En su historia reciente Bogado, con un Honda del equipo de los hermanos Mariano y Ezequiel Casarolli, fue novena en la clasificación general de Quads y segunda en la categoría Q3 del último South American Rally Race 2022, que se disputó por La Rioja, San Juan, Mendoza, La Pampa y Río Negro.

"Ayita", como se la conoce en el ambiente, en diálogo con Télam contó: "Los Casarolli me impulsaron a que probara competir en el Rally Raid y ellos tienen mucha experiencia en pilotos de la talla de Kevin Benavídez, Manuel Andújar, Franco Caími, Javier Pizzolito, Lucas Bonetto o recientemente Tomás Barria D'Avis".

Ayelén nació el 9 de abril de 1990 en Villa Madero, partido de La Matanza, y trabaja en un emprendimiento familiar dedicado a la gastronomía, pero antes de hablar del presente recordó: "A los ocho años me subí por primera vez a un cuatriciclo, un Suzuki de 50 cc, pero a los 22 años me atrapó un 'cuatri' de 350 cc".

"La pasión por el quad empezó cuando iba con amigos a la Costa. Después empecé a averiguar para aprender a manejar mejor, a saltar, tomé algunos cursos y conocí el mundo del cross", detalló la mujer, que ya está preparándose para una nueva aventura.

De físico pequeño pero corazón enorme, "Ayita" contó: "Empecé a correr en 450cc, luego en algunos Enduro Del Verano y lo del SARR surgió por Mariano (Casarolli), que me insistió para ir".

Ante el sueño por cumplir de disputar el Dakar 2023, Ayelén Bogado tiene una aliada y amiga como la española Laila Sanz, que hizo sus primeras experiencias en el exigente rally con la moto Honda junto al MEC y es, precisamente, una de las insignias que iluminan el camino de la argentina en este ambiente.

"Laila es la número uno, la sigo todo el tiempo porque fue una pionera entre las mujeres que se dedicaron al motociclismo. Hablamos muy seguido y nos transmitimos fuerzas mutuamente, es algo que me ayuda a crecer en esta actividad", dijo.

Ayelén trabajó duro para afrontar el 2022, y si bien en el 2021 no hubo actividad por la pandemia, sufrió una fractura de tibia y peroné entrenando, pero eso no le impidió prepararse.

"Tuve un entrenador personal que me exigió muchísimo, teniendo en cuenta que por el accidente en San Nicolás tuve seis meses de recuperación para que mi pierna izquierda quedara en condiciones de subirme al cuatri", contó entusiasmada.

Ahora, a horas de comenzar la prueba de San Juan, Ayelén no deja de ilusionarse en correr el Dakar 2023 y por eso está "buscando sponsors" y gente que "apueste" en sus enormes condiciones para tripular un cuatri, y está convencida de que tiene toda la "pasta" para dar pelea a nivel internacional, y nada menos que en la carrera más exigente del planeta: el Dakar. (Télam)