El guardavallas Santiago Mele suscribió esta tarde un nuevo contrato hasta diciembre 2023 y seguirá defendiendo la camiseta de Unión de Santa Fe, con miras al próximo torneo de la liga Profesional de fútbol (LPF)

El arquero uruguayo, de 25 años, continuará vinculado al "Tatengue", luego de que el propio jugador le solicitara a los directivos de Plaza Colonia quedarse un año más en la Argentina.

“(Santiago) Mele está contento. Estamos comenzando una nueva etapa. Con buena voluntad todo se soluciona pero el país acá (la Argentina) está complicado. Unión ya efectuó la transferencia por el jugador” dijo Carlos Manta, uno de los gerenciadores de la entidad uruguaya que percibió parte del dinero que se adeudaba por el préstamo del guardametas.

El monto depositado por la institución santafesina consistió en “60 mil dólares más la promesa de abonar otros 20 mil en junio venidero”, dijo el dirigente en LT10.

La opción de compra se fijó en 1.250.000 dólares por el 70 por ciento del pase del futbolista, aunque también existe una cláusula de salida para que Mele salga en julio venidero, si es que aparece una propuesta superadora.

Mele comenzó hoy a entrenarse junto al plantel que dirige el DT Gustavo Munúa y tiene el foco puesto en el debut de la semana entrante ante Banfield, previsto para el lunes 30, a las 20.00, en el cierre de la primera jornada.

Además en las próximas horas se aguarda que la entidad ‘tatengue’ haga oficial el arribo del delantero uruguayo Thiago Vecino, quien ya se despidió de Liverpool, a través de sus redes sociales.


(Télam)