El armador central Diego Simonet, máxima figura del seleccionado argentino de handball, convirtió hoy dos goles en Montpellier, de Francia, que perdió con Füchse Berlín, de Alemania, por 31 a 23, de visitante, en la vuelta de los cuartos de final de la Copa de Europa, y quedó eliminado.

Simonet, de 30 años y que padeció coronavirus durante 19 días el año pasado, fue titular en Montpellier, que derrotó a Füchse Berlín por 32 a 29, de local, por el partido de ida.

"Berlín estuvo perfecto en ataque. Fue su mejor partido y no controlaron muy bien en defensa", explicó Simonet a Télam desde Alemania luego del encuentro.

Así, el equipo francés sufrió hoy su tercera derrota en doce presentaciones en el actual certamen tras caer con Skjern, de Dinamarca, 30-31, de visitante, el 29 de septiembre pasado, en el partido de ida de la la ronda clasificatoria, y con Magdeburgo, Alemania, por 32-30, de local, el 16 de febrero, por la fase de grupos.

Simonet, surgido en la Sociedad Alemana de Villa Ballester, pasó de ese club a Sao Caetano, de Brasil, continuó su carrera en Torrevieja (Alicante, España) y tras su paso de dos años por US Ivry recaló en 2013 en Montpellier Handball (Francia), club con el que tiene contrato hasta 2022.

En esa institución ganó cinco títulos: dos Copas de Francia (2014 y 2016), una Copa de la Liga (2016), una Supercopa de Francia (2018) y una Copa de Europa (2018), en la que fue elegido como el Jugador Más Valioso (MVP) de la final con HBC Nantes.

Simonet fue, además, doble medallista panamericano (oro en Guadalajara, México, 2011 y plata en Toronto, Canadá, 2015), y representó al país en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Télam)