El seleccionado argentino femenino de básquetbol dio pelea hasta el final pero cayó ante su par de Brasil, por 69 a 68, en el encuentro decisivo del Sudamericano de la disciplina, que se hizo en la localidad sanluiseña de Villa Mercedes.

En una Arena La Pedrera de Villa Mercedes colmada, el equipo albiceleste, que dirige el DT Gregorio Martínez, no logró repetir el éxito alcanzado en Tunja 2018, cuando se quedó con la medalla de oro, tras doblegar al mismo rival en la final, por un ajustadísimo 65-64

La progresión del encuentro definitorio entregó estos parciales: Brasil 15-20, 23-31, 46-47 y 69-68.

La escolta Tainá Paixao resultó la protagonista central de la noche en San Luis. No sólo porque la jugadora brasileña convirtió el doble decisivo a 17 segundos del final, sino porque le cobraron una técnica que encestó la capitana albiceleste, Melisa Gretter, y luego bloqueó el tiro postrero de la ala pivote Agostina Burani, cuando prácticamente no quedaba nada de tiempo.

De esta manera, con angustia, el equipo brasileño se llevó una victoria en un cotejo en el que remó de atrás en casi todo su desarrollo.

Argentina, con una defensa impenetrable y asfixiante, cumplió 20 minutos iniciales fantásticos y se fue al descanso largo, con una ventaja apreciable (31-23)

Pero en el arranque del segundo tiempo, el flamante campeón niveló el desarrollo apelando al juego interior que hizo daño y que tuvo a Kamilla Soares (15 puntos, 16 rebotes, 3 tapas) como principal figura.

Pese a lo apuntado, la conducción de Gretter (terminó con 11 puntos, 14 rebotes, 8 asistencias y 2 recuperos) le permitió a la Argentina discutir palmo a palmo el encuentro hasta el último suspiro.

El equipo brasileño ajustó mejor la puntería en el tramo final y terminó llevándose el título por una ventaja mínima.

Por el tercer puesto, Colombia derrotó a Venezuela por 67-63, en tiempo suplementario, luego de haber igualado en 57 en el período reglamentario. (Télam)