El delantero Jonatan Álvez y el defensor Federico Vera trabajaban hoy a la par de sus compañeros, tras recuperarse de sendas lesiones, y podrían integrar el banco de suplentes de Unión de Santa Fe en el partido del sábado ante Vélez Sarsfield, por la duodécima fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Además, los futbolistas Enzo Roldán, Leonel Bucca y Mateo Del Blanco, quienes recibieron golpes cuando el micro que trasladaba al plantel hacia Córdoba fue embestido por un camión, también están a disposición del entrenador Gustavo Munúa, luego de ser examinados en el retorno al trabajo.

Unión tuvo el fin de semana libre tras suspenderse el encuentro ante Talleres de Córdoba debido a esa colisión, ocurrida el jueves, por lo que el cuerpo técnico aprovechó los días libres para recuperar lesionados.

Álvez se perdió los últimos cinco partidos del equipo al sufrir un esguince de rodilla en la revancha por los octavos de final de la Copa Sudamericana ante Nacional de Montevideo, jugada el 5 de julio, pero en principio no estará desde el arranque ante los de Liniers por falta de ritmo futbolístico.

En tanto, Vera no jugó ante Godoy Cruz de Mendoza debido a que en el cotejo ante San Lorenzo recibió una fuerte contusión en la tibia, y también ocuparía un lugar en el banco de relevos ante el buen nivel de Francisco Gerometta.

Distinta es la situación del resto de los lesionados, ya que Matías Gallegos, Facundo Agüero, Ezequiel Cañete y Daniel Juárez siguen en recuperación de sus respectivas dolencias. (Télam)