All Boys recordó hoy la memoria de sus socios desaparecidos, con un acto celebrado en las inmediaciones del estadio Islas Malvinas, a 45 años del golpe de Estado que instauró en el poder a la Junta Militar y derivó en el período más sangriento y oscuro del país.

El homenaje se desarrolló sobre la calle Chivilcoy al 1900, donde hay pintado un mural que recuerda los 108 años de la entidad de Floresta.

Allí, el presidente del club, Nicolás Cambiasso, acompañado por Hernán Toro, uno de sus vicepresidentes, y el prosecretario Christian Giménez, efectuó el simbólico gesto de “plantar memoria” para recordar a los asociados desaparecidos.

Los cuatro militantes populares y socios de la entidad desaparecidos durante la última dictadura militar (1976-1983) son Susana Leonardi, Daniel Ferreyra, Carlos Lorenzo y Samuel Szczupakiewicz.

Todos ellos son recordados desde hace casi seis años, a través de un mural con sus rostros que se levantó en 2015 en la intersección de la esquina de Mercedes y Álvarez Jonte, por iniciativa del exdirigente (ya fallecido) Gustavo Moussa, integrante de la anterior Comisión Directiva del club. La leyenda que los evoca dice: “Aquí fueron felices”.

(Télam)