El club All Boys realizará mañana un acto en recuerdo de las tres víctimas de la Masacre de Floresta, perpetrada hace 20 años por un suboficial de la policía, en un nuevo acto de violencia institucional tras el estallido social de 2001 que forzó la renuncia del presidente Fernando De la Rúa.

El homenaje tendrá lugar a las 19 en el predio Don Fernando Sánchez, situado en Chivilcoy 1951, donde se descubrirá una placa para "generar memoria activa en el barrio", destaca un comunicado de la entidad de Floresta.

Los jóvenes Maximiliano Tascas, Cristian Gómez y Adrián Matassa, todos simpatizantes del club, fueron asesinados el 29 de diciembre de 2001 por Juan de Dios Velaztiqui, un suboficial retirado de la Policía Federal que prestaba servicios adicionales en la estación de servicio de la Avenida Gaona y Bahía Blanca.

Velaztiqui asesinó por la espalda a las tres víctimas tras reaccionar ante un comentario contra la policía realizado por una de ellas mientras miraban imágenes del estallido social en el televisor del minimercado.

El policía, partícipe de la represión ilegal durante la última dictadura militar, fue condenado a prisión perpetua en marzo de 2003 por el cargo de "triple homicidio calificado por alevosía". (Télam)