El español Carlos Alcaraz, que enfrentará al estadounidense Frances Tiafoe, y el noruego Casper Ruud, que rivalizará con el ruso Karen Kachanov, irán mañana en busca de la final del US Open de tenis en el complejo neoyorquino de Flushing Meadows, con el atractivo extra de alcanzar el número uno del mundo que hoy ostenta Daniil Medvedev.

Alcaraz, que jugará esta instancia por primera vez, será número uno si gana mañana su semifinal y Ruud no logra hacer lo mismo cuando juegue a primera hora con Kachanov.

Hay otras combinaciones posibles si ambos llegan a la final, porque en ese caso el campeón del US Open será el nuevo número uno, pero si los dos pierden mañana en semifinales, entonces ese primer lugar del ranking saltará al español Rafael Nadal.

Los apenas 19 años de Alcaraz lo tienen ya en una situación de privilegio y la experiencia de la que carece para afrontar este primer momento cumbre de su carrera puede ser vital a la hora de dar un paso al frente, mientras que Ruud, de 23 años, está más curtido y eso también puede resultar un punto a su favor para destronar a Medvedev.

El noruego es también el primer jugador de su país en llegar a estas instancias en el cuarto y último Grand Slam del año.


(Télam)