El argentino Mauricio Pochettino advirtió esta noche que la clasificación del equipo que dirige, París Saint Germain, a los cuartos de final de la Champions League de Europa, tras el empate 1-1 con Barcelona, supone un logro merecido.

“Al cabo de los 180 minutos creo que fuimos superiores. Hoy el rival nos incomodó y no nos hizo fáciles las cosas. Por suerte, Keylor (Navas) ha tenido una noche increíble”, elogió el entrenador santafesino, de 49 años.

El conjunto francés se instaló entre los ocho mejores de la competencia continental, a partir de conseguir un resultado global favorable (5-2), luego del rutilante éxito alcanzado en la ida en el Camp Nou (4-1), en una jornada brillante de Kylian Mbappé, responsable de tres conquistas.

El exDT del Espanyol y Tottenham Hotspur se estrechó en un abrazo muy afectuoso con Lionel Messi, una vez concluido el cotejo.

“Con Lío (Messi) nos dimos un abrazo porque nos conocemos hace mucho tiempo. ¿Cómo lo ví? Mejor imposible, metió un golazo increíble”, sostuvo Pochettino, en referencia al cañonazo que sacó el zurdo rosarino para establecer la igualdad definitiva en el Parque de los Príncipes.

Cierto es que el máximo goleador histórico del seleccionado argentino tuvo la chance de desnivelar, con un penal que tapó el costarricense Keylor Navas, cuando el primer tiempo se extinguía.

Pero el técnico oriundo de Murphy prefirió darle el crédito de la acción al exguardavallas del Real Madrid antes que ensayar una crítica sobre el remate recto del crack del ‘Barsa’.

“Bueno creo que hay que darle un gran mérito al portero. Fue un gran acierto de Keylor (Navas) que colaboró mucho para que lleguemos a una nueva instancia”, remarcó Pochettino.

(Télam)