River Plate ha ganado la Copa Libertadores de América en cuatro ocasiones y en otras tres llegó a la final en un total de 36 participaciones, de cuyo debut absoluto se cumplirán mañana 55 años: en el Estadio Monumental ganó el Superclásico a Boca Juniors por 2-1 con goles de Juan Carlos Sarnari y Daniel Bayo.

La de 1966 fue la séptima edición de la Copa Libertadores en cuyas versiones anteriores habían resultado campeones Peñarol de Montevideo en 1960 y 1961, Santos de Brasil en 1962 y 1963 e Independiente de Avellaneda en 1964 y 1965.

Los dos clubes más grandes del fútbol argentino integraron el Grupo 1 con Universitario y Alianza Lima de Perú y Deportivo Italia y Lara de Venezuela.

El bautismo de River se consumó el jueves 10 de febrero en el Monumental de Núñez, donde Sarnari y Bayo anotaron a los 35 y 41 del primer tiempo y Alfredo Hugo "Tanque" Rojas descontó para Boca a los 16 de la segunda etapa.

Dirigido por Renato Cesarini, River formó con Amadeo Carrizo; Juan Carlos Guzmán y Abel Vieitez; Alberto Sainz, Daniel Bayo y Roberto Matosas; Luis Cubilla, Juan Carlos Sarnari, Pedro Prospitti (luego Roberto Zywica), Daniel Onega y Jorge Solari.

Boca, por su parte, con Néstor "Pipo" Rossi en la dirección técnica alistó a Carlos Minoian; José María Silvero y Silvio Marzolini; Carmelo Simeone, Federico Sacchi y Alcides Vicente Silveira; José Luis Luna, Ángel Clemente Rojas, Alfredo Rojas, Norberto Menéndez y Marcos Zarich.

La crónica que dedicó al partido la revista El Gráfico aludió a "media hora brillante" del medio centro platense Bayo y a Sacchi y Zarich como los más destacados en Boca.

River ganaría su grupo con una luz de ventaja de tres puntos a expensas de Boca, al que también enfrentó en la segunda fase junto con Independiente y Guaraní de Asunción.

Ya en la final con Peñarol, perdió 2-0 en Montevideo el 14 de mayo, cuatro días después se impuso por 3-2 y en el partido desempate que tuvo lugar en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, el 20 de mayo, cayó por 4-2 tras estar en ventaja por 2-0 con tantos de Daniel Onega y Jorge Solari: esa noche nació el hiriente mote de "Gallinas".

Onega, asimismo, el hermano del legendario Ermindo, estableció la notable marca de 17 goles, un registro apenas merodeado por Norberto "Toro" Raffo, de Racing, con 14 goles en 1967; y por el brasileño Palhinha, de Cruzeiro, con 13 en 1976.

Al cabo de 36 participaciones, River ganó la Copa en cuatro oportunidades: en 1986 y 1996, ambas ante el América de Cali), 2015 frente a Tigres de México y 2018 contra Boca en la recordada final celebrada en el estadio Santiago Bernabéu, de Madrid.

Asimismo fue subcampeón en 1966 a manos de Peñarol, en 1976 ante Cruzeiro y en 2019 tras caer con Flamengo.

El partido del que mañana se cumplirán 55 años fue el primero de un total de 362, con 178 victorias, 96 empates y 88 derrotas.

En todas sus participaciones, River lleva anotados 604 goles y recibió 377.

River encabeza el ranking histórico de la Libertadores con 560 puntos, por delante de Nacional de Montevideo, Boca, Peñarol y Cerro Porteño.

En el ranking de participaciones está quinto por, detrás de Nacional, Peñarol, Olimpia y Cerro Porteño. (Télam)