La exposición "La eternidad de la noche", del artista Miguel Rothschild, dos salas a oscuras donde el vidrio martillado de dos esculturas de connotación sacra dibuja estrellas que brillan y se reflejan en las paredes del espacio, inaugura el miércoles a las 18 en la galería Ruth Benzacar, en el barrio porteño de Villa Crespo.

Las obras de Rothschild están conformadas por varios triángulos, figura geométrica tomada por diversas religiones metafóricamente como representación de la divinidad, que en este caso se extenderá por la sala 2 de la galería.

"Lo trascendente, infinito y sublime de la esfera celeste contrasta con la materialidad profana, con la violencia que se estrella contra la cúpula y aguja gótica de vidrio. Lo poético y lo trágico se unen en la profunda noche", señalan desde la galería en un comunicado.

En otra de las obras exhibidas, un cielo nocturno invertido muestra estrellas que se sumergen en la oscuridad y el cielo es quien ilumina la noche. Este trabajo dialoga con otros cinco cuadros, más pequeños, como ventanas que se abren en las salas.

A través del dibujo formado por los quiebres en los vidrios, vemos fotografías de cielos estrellados. Las roturas siguen el dibujo de los arcos de las bóvedas tomadas de diversas catedrales y monasterios.

El artista, que trabaja con el gesto de lo repetido y meticuloso, cruza tópicos universales a través de diferentes formatos, como la fotografía, el video, la instalación, la pintura y el collage.

En muchas de sus series parte de fotografías propias a las que sustrae o añade materia: quema, agujerea, incrusta, pega, pincha o recorta la superficie de la imagen que, de algún modo, modela para hacer aparecer la obra.

También, Rothschild realiza quebraduras en vidrios que hace coincidir con las líneas de las imágenes de sus obras: estas operaciones que realiza sobre el cuerpo de la obra se asemejan a los diversos tipos de martirios cristianos, tema que también retoma en su iconografía.

La exhibición "La eternidad de la noche" se podrá visitar del 18 de enero al 3 de marzo, de martes a sábados de 14 a 19 en la galería Benzacar, Juan Ramírez de Velasco 1287, con entrada gratuita. (Télam)