"Soldado", una obra de teatro en el Museo del Prado en la que frente a una importante pintura de Velázquez un actor recitaba un texto inédito y homónimo atribuido a Fernando Fernán Gómez, tuvo un confuso episodio cuando se descubrió que el verdadero autor detrás de esas palabras era el escritor Arturo Pérez Reverte, por lo que decidieron suspender las funciones previstas.

La obra de tipo monólogo, que fue estrenada el último fin de semana en el museo español, forma parte de un volumen de textos dramáticos de Fernán Gómez (1921, Perú- España, 2007; escritor, actor, director teatral), muchos de ellos recopilados por su nieta Helena de Llanos luego de la muerte del actor en 2007, y la de su pareja Emma Cohen en 2016, de acuerdo a lo que informó el diario español El País.

Lo que ocurrió es que entre los textos considerados inéditos estaba también "Soldado" cuya autoría corresponde a Pérez-Reverte. El escritor la publicó el 30 de agosto de 1992 en El Semanal, bajo el título de "La rendición de Breda" e incluso tres años después la incorporó a su libro "Obra breve" pero con el título "La fiel infantería".

Al respecto, Arturo Pérez-Reverte aseguró a ese diario que "es un gran honor para mí que Fernando Fernán Gómez se interesara en un texto mío y se apropiara de él. Por alguna razón lo copió y lo dejó entre sus papeles".

Por su parte, el editor de la recopilación de donde se tomó el texto en cuestión confió que "no dudamos en ningún momento de que se trataba de un inédito de Fernán Gómez" porque "ese texto, bajo el título de ´Soldado´, nos lo envió su nieta, tras encontrarlo entre los papeles de su abuelo. Nunca sabremos quién transcribió a máquina ese texto, le puso ese título y lo firmó con las iniciales FFG".

Confuso y hasta cierto punto anecdótico, el episodio no fue tomado a mal por las partes involucradas aunque sí tuvo efectos colaterales, principalmente para Daniel Ortiz, actor, director y coproductor de ese espectáculo, que tuvo que suspender las funciones en el Museo del Prado.

"Mi mayor ilusión era estrenar un monólogo inédito de Fernán Gómez, independientemente "de mi admiración por él. Estaba feliz de aportar mi granito de arena al centenario", lamentó. (Télam)