La escultura "Yo soy", una obra "invisible" del artista italiano Salvatore Garau que se vendió hace unos días en una subasta, sigue generando controversias y comentarios, algunos en clave humorística, como el de "El Mundo Today", una publicación digital que parodia el periodismo a través de fake news y que se burla ahora de la operación con un texto humorístico en el que, replicando el formato de una noticia, anuncia que "el comprador de la estatua invisible de 15.000 euros asegura que le han robado la pieza".

"La dejé en una esquina del salón, me fui a dormir y cuando me desperté ya no estaba", escribe en su web este portal -equivalente a la mirada satírica que pregona la revista Barcelona-, que inventa así una noticia tan verosímil como la venta de la escultura invisible, cuya compra atribuyen al coleccionista milanés Rigoberto Bandini.

"Ahora tiene un hueco completamente vacío en su salón", disparan desde el jocoso portal, en alusión al "desagradable incidente el que le ha tocado vivir" al empresario que compró la obra, apenas unos días después de que se conozca la transacción.

"No había puesto nada aquí, me he girado y cuando he vuelto a mirar no había nada, no sé cómo narices lo han hecho pero ha desaparecido", se lamenta el coleccionista de arte en la falsa nota, donde además agrega en las supuestas declaraciones del comprador: "Ahora el seguro no me quiere cubrir el robo porque dicen que mi póliza invisible no les sirve".

Y por si quedaban dudas de que se trata de una fake news, remata el autor del artículo: "Afortunadamente, el resto de obras invisibles que tiene este coleccionista de arte se mantienen intactas. 'Parece que el ladrón no las vio', explica Bandini desde su casa invisible, junto a su familia invisible".

La falsa noticia no hace más que burlarse de la venta por 15 mil euros de la escultura inmaterial, titulada "Yo Soy" (Io sono, en italiano), del artista Salvatore Garau, ocurrida días atrás que, además, exigía al comprador acomodarla en un espacio amplio, en una habitación libre de obstáculos cuyas dimensiones sean de 1,5 por 1,5 metros.

Basta una mirada a otros titulares del portal español para entender que se trata en su totalidad de una gran ironía, con anuncios como "Pide un crédito para construir una máquina del tiempo y se compromete a devolverlo antes de 1989", "Whatsapp permitirá acelerar el ritmo al que tu madre escribe sus mensajes" o "Las etiquetas de las prendas de Zara tendrán su versión en audiolibro". (Télam)