El muralista argentino Maximiliano Bagnasco fue seleccionado para pintar homenajes a la familia de Bob Marley en Jamaica, precisamente en el distrito de Nine Mile, donde nació la leyenda del reggae y donde se encuentra el mausoleo que alberga sus restos.

Bagnasco, reconocido por haber pintado a Diego Maradona en el santuario de Argentinos Juniors, fue convocado especialmente para viajar a Jamaica a pintar un mural homenaje a Joseph, el nieto de Bob Marley, que falleció recientemente.

Los restos del nieto de Marley, también conocido como JoMersa, fueron sepultados en el mausoleo donde descansan su madre y su abuelo, el autor de "Is this love". Para despedirlo, la familia encargó al argentino este mural ubicado muy cerca del sepulcro.

Bagnasco se pasó seis días en ese país caribeño abocado a la labor de sus murales, "pintando con los pocos materiales que se consiguen allí", contó el autor que, como yapa, decidió regalarles un inmenso mural con el rostro del líder, compositor y guitarrista de The Wailers.

Según contó el muralista argentino, tuvo el privilegio de hospedarse durante los días de pintar en Reggae Land, un lugar ubicado en Nine Mile, una tranquila ciudad en lo alto de las montañas jamaicanas de St. Ann Parish, donde sus ciudadanos son rastafaris.

Recientemente, Bagnasco había pintado a Lionel Messi levantando la Copa del Mundo en la esquina de Darwin y Gorriti, en el barrio porteño de Palermo. (Télam)