El mural de la niña jugando al hula-hula del artista urbano oriundo de Bristol, Banksy, fue quitado de la pared de la casa de Nottingham donde estaba pintado, después de ser vendido a una galería de arte de Essex en el Reino Unido.

La pintura, en la que la chica juega con un neumático en vez de un aro, estaba frente a una bicicleta tirada y amarrada a un poste sin su rueda, en referencia a la fábrica de ese tipo de vehículos de esa ciudad inglesa, fundada en 1887. El mural fue pintado por Banksy en octubre de 2020, quien confirmó su autoría en su cuenta de Instagram, días después.

La obra fue comprada al dueño de la vivienda de la ciudad británica ubicada en la zona de Lenton (Nottingham) por un valor de seis dígitos, aunque no se especificó la suma.

El galerista John Brandler (Brandler Galleries en Brentwood) confirmó la compra de la obra y el retiro de la pieza por parte de una empresa especializada, previsto para el miércoles, según los medios británicos The Guardian y la BBC.

Brandler ha coleccionado varias piezas de Banksy, entre ellas Season's Greetings, que apareció en un garaje de Port Talbot (Gales) en 2019. Según el medio, planea exhibirla en la muestra "Momentos: Una exposición de arte moderno", que inaugurará este año en el Museo Moyse's Hall de Bury St Edmunds, en Suffolk.

Una obra de 2014 valuada en 670 mil dólares ayudó a salvar un club juvenil de Bristol, con el beneplácito del artista, y el mayor monto alcanzado en subasta por su obra fue de 12,1 millones de dólares, por el cuadro "Devolved Parliament".

Por otro lado, los residentes no están de acuerdo con esta venta del mural que atrajo colas de personas después de aparecer. "Fue genial para la ciudad", dijo Simon Bristow, del Proyecto Nottingham de rejuvenecimiento de ese distrito, que había estado trabajando para conservar la obra en la pared donde apareció, indicó la BBC.

Bristow explicó que el mural "llegó en medio de la Covid, cuando todos estábamos pasando por un momento realmente terrible, y hubo un momento brillante de disfrute, alegría y deleite", sostuvo sobre los días en los que la pintura despertó la curiosidad de los residentes de Nottingham.

Banksy, que reserva su anonimato, es famoso por su arte crítico, que está destinado en gran medida al espacio público, lo cual se desvirtúa con la remoción del mural y su exhibición en un museo. (Télam)