La Premio Nobel de Literatura Louise Glück concederá finalmente los derechos sobre sus obras a la editorial Visor, que a partir de ahora y por un plazo de siete años publicará sus libros vigentes y futuros, una decisión que pone fin a los tironeos que se generaron entre el agente literario de la poeta, Andrew Wylie, y el sello Pre-Textos, que publicó a pérdida la mayoría de sus obras y apostó por ella cuando era una desconocida.

Chus Visor, fundador del sello, confirmó hoy que empezarán a publicar sus poemarios “enseguida, lo más pronto posible”, según cita el diario El País, y aseguró también que dialogó tanto con Manuel Borrás, -editor de Pre-Textos- como con Wylie, antes de decidirse a editar a la ganadora del Nobel.

"Poco después de la concesión del Nobel, la agencia Wylie se puso en contacto conmigo para ofrecerme los derechos de toda la obra de Glück. Yo respondí que no quería interferir con Pre-Textos y llamé inmediatamente a Manolo Borrás y se lo comenté. No supe más hasta cuatro o cinco días después, cuando me volvieron a escribir de la agencia para reiterar su oferta, diciendo que en ningún caso iban a hacerlo con Pre-Textos porque habían incumplido sus acuerdos anteriores. Entonces les dije que sí", relató.

“No me he enterado de nada y no me entero de por qué, si se pelean dos, solo se pregunta a uno. Lo que ha ocurrido con Glück ha pasado con todos los autores toda la vida y en España también: muchos de ellos cambian de editorial e incluso se van a Pre-Textos. Así que no me explico el lío”, acotó en torno a la polémica que se generó por la decisión de la poeta de migrar de editorial.

El intercambio entre Wylie y Borrás se generó apenas se conoció la noticia de que habían arrancado las negociaciones para que la obra de Glück cambie de sello editor. Por su decisión de apostar a la poeta a lo largo de 14 años a pesar de no haber amortizado la inversión por la publicación de sus libros, Pre-Textos despertó la solidaridad de parte de los lectores y de los profesionales del sector, que firmaron una carta lamentando que la agencia comenzara a “ofrecerla a espaldas de la editorial al mejor postor, ignorando de esa manera el esfuerzo realizado por sus editores españoles”.

Wylie, conocido en el mundo editorial como El Chacal por sus estrategias agresivas a la hora de negociar contratos para sus representados -entre los que figuran escritores como Martin Amis o Salman Rushdie- había asegura la semana pasada que la editorial valenciana incumplió en varias oportunidades sus compromisos con la poeta estadounidense, de la que publicaron siete de los once libros que lleva escritos.

“Recientemente, hemos rechazado una oferta de renovación de Pre-Textos debido a sus anteriores promesas incumplidas y a la falta de comunicación, no por el bien de una subasta. Pero, en general, creo que los escritores deben colocar sus libros en las ediciones adecuadas y se les debe pagar por su trabajo, y los editores merecen ser retribuidos por las copias que venden”, había indicado el representante al diario El País.

El flamante acuerdo con Visor, según el editor, consta de “un anticipo y un tanto por ciento de ventas, como todo este tipo de contratos” y agrega que “aunque es verdad que un Premio Nobel vende mucho cuando son novelas, si es poesía las ventas son bastantes menores”.

Desde la editorial Pre-Textos se asegura que se quiere “pasar página”, aunque teniendo claro que todo esto se ha debido a “una actitud de codicia”. Borrás señaló que respeta otras opiniones pero no las comparte. “Visor tiene su negocio, su empresa y sus modos de llevarla y yo, como colega y compañero, no tengo mas remedio que aceptarlo. Pero yo no hubiera actuado de esa manera”, sostuvo.

El editor también respondió a la acusación de no haber cumplido con pagos. “Me parece muy doloroso que hayamos sido buenos editores antes del Premio Nobel y ahora villanos. Si les debemos dinero desde 2015, ¿por qué en mayo de 2020 nos estaban ofreciendo su próximo libro? Hay cosas que no me explico y no me puedo explicar”, dijo Borrás, quien asegura que desde Pre-Textos seguirán “apostando por la buena literatura” y que sigue pensando que “Glück es una gran poeta”

Pre-textos ha sido obligada por los representantes de Glück a destruir el remanente de su obra editada con ellos.

(Télam)