La casa Christie's de París subastará la "Mona Lisa de Hekking", una famosa réplica de la célebre obra de Leonardo Da Vinci que lleva el nombre del marchand Raymond Hekking, quien la compró en 1950 en un anticuario de Magagnosc, un pequeño pueblo de la Costa Azul francesa, por solo 3.000 francos.

La obra, una versión antigua de La Gioconda, permite entender la fascinación icónica que históricamente generó la Mona Lisa de da Vinci. Se exhibirá entre el 12 y el 15 de junio en la sede parisina de Christie's y está disponible para la venta on line entre el 11 y el 18 de junio.

La obra, pintada a principios del siglo XVII por un artista desconocido, es un óleo sobre lienzo que, según se estima, se venderá entre 200.000 y 300.000 euros.

Con una campaña global en la que se ponía en duda la autenticidad de la Mona Lisa que se exhibe en el Museo del Luvre, Hekking fascinó a los medios de comunicación durante dos décadas y hasta desafió al museo francés para que probara la autenticidad de su obra.

Según el director internacional de Old Master Paintings de Christie’s, Pierre Etienne, Hekking compró esta pintura en 1954 en Magagnosc, un pequeño pueblo cercano a Grasse, se convenció de que el cuadro era original y que el del Louvre no lo era.

Son muchas las copias del lienzo de Leonardo da Vinci que se subastaron en los últimos años. En 2019, aparecieron tres copias de la Mona Lisa. El 31 de enero de ese año, una versión del siglo XVII de un seguidor del artista italiano se vendió en Sotheby's Nueva York por 1,7 millones de dólares. Unos meses más tarde, la misma casa ofreció otra versión del siglo XVII de un seguidor del maestro en París por 552.500 euros y una tercera versión se vendió por 162.500 euros en junio en Christie's París. (Télam)