El Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti inaugura mañana la exposición "Familiarizarse: Modos de ser familia" en la que, con fotografías de Oriana Eliçabe y la curaduría de Gisela Volà, la propuesta es abrir un espacio de reflexión sobre las familias que no entran en la casilla de la heteronormatividad.

Se trata de un ensayo documental, de relato transversal, trans-identitario y transterritorial, que hace un seguimiento de 10 familias formadas por mujeres y disidencias sexuales de España, Holanda y Estados Unidos y "cuestiona los mandatos sociales patriarcales que idealizan a la familia heterosexual como la única y deseable, para presentar núcleos familiares diversos que se abren hacia la complejidad de los vínculos y el amor en camino hacia la felicidad", explica Volà en el texto curatorial.

Eliçabe (Buenos Aires, 1972) se define como "fotógrafa documentalista y agitadora cultural", es miembro del colectivo Enmedio, donde trabajan combinando el arte y el activismo social y desde allí coordina el TAF! (Taller de Acción Fotográfica), un taller de fotografía aplicada a la intervención urbana donde fomentan una actitud crítica respecto a los usos contemporáneos de la fotografía y su relación con la realidad social.

En este ensayo se involucró con los protagonistas durante más de veinte años para lograr ser casi una integrante más de esas familias y registró la cotidianeidad, los movimientos, cambios de roles, proyecciones de deseos, ausencias, nuevas apariciones y "todas aquellas señales que describen lo ordinario y lo sublime creando un universo tan personal como político. Porque: ¿qué es una familia sino una construcción constante de formas e identidades?", señala Volà, curadora de la muestra.

La inauguración es mañana a las 17 y se podrá ver hasta el 2 de octubre, con entrada gratuita en Av. Del Libertador 8151.

(Télam)