Guillermo Schavelzon, María Pia López, Guillermo Saavedra y Luisa Fernández eligen su texto favorito de la obra de Ricardo Piglia.


Luisa Fernández:

"Sería alguno de Croce, para mí son entrañables, recuerdo la alegría y la risa que me causaban las ocurrencias del Comisario. Varias veces entró Beba muy divertida al estudio para preguntarnos por qué nos reíamos tanto.

La escritura de los relatos de Croce nos ordenaba y permitía olvidar el desastre cotidiano y la dificultad. Recuerdo una frase que nos tomó un largo rato concluir porque yo no paraba de reír, era algo como "parecía un pigmeo... estaba reducido a lo esencial y parecía vivir en otra escala; era tan diminuto y envarado que por un momento el Comisario creyó que estaba soñando". Se refería al Sereno, un pequeño informante que Croce va a encontrar al Tigre en 'El impenetrable'. He releído varias veces ese fragmento, aunque nunca lo he encontrado tan divertido y lleno de vida como aquella mañana en el patio de Malabia, cuando me lo dictó".


Guillermo Saavedra:

"Es difícil responder esta pregunta sin sentir que uno está siendo injusto con todos los otros relatos no elegidos. Porque la obra cuentística de Piglia, concisa y breve, es el resultado de una rigurosa elaboración, al punto que uno siente que allí no sobra nada. Puesto en la disyuntiva, me quedaría provisoriamente –mañana o pasado podría elegir otro– con "La loca y el relato del crimen", porque creo que condensa la mayoría de las preocupaciones de Piglia vinculadas con el cuento, y lo hace de un modo admirable y, al mismo tiempo, desolador. Están allí la matriz policial que, según él, alimenta casi toda forma de narración, la locura como una entre varias formas de resistencia a la demanda social de utilidad y racionalidad, de sometimiento en definitiva a un cierto orden, el exceso de información y, al mismo tiempo, la ausencia de datos esenciales. Es una perfecta joya que cualquier narrador que se precie desearía haber escrito".


Guillermo Schavelzon:

"Siempre elegiría lo que llamó 'la novela de su vida': Los diarios de Emilio Renzi".


María Pia López:

"Los diarios de Emilio Renzi son la gran obra de Ricardo Piglia, la obra mas precisa, más preciosa donde se intersectan todos sus intereses, los narrativos y los críticos y también los políticos. Ahí va construyendo algo que a mí siempre me conmovió de su crítica que es la capacidad de intervenir las hipótesis críticas relatando cuentos al interior de ellas. Me cuesta pensar un cuento. Me gusta mucho el del Laucha (Benítez) pero estoy tan tomada últimamente por los cuadernos que diría que cualquiera de los cuentos que aparecen ahí. El que narra la vida de Cacho Cárpatos lo elegiría como el predilecto en este momento". (Télam)