Director de películas como "10 pequeñas historias de amor" o "Nueve vidas", Rodrigo García también fue responsable de capítulos de series como "Los Soprano" y "Six Feet Under" o la primera temporada de la versión estadounidense de "En terapia" -protagonizada por Gabriel Byrne- pero por estos días su trabajo se combina entre la filmación de la serie "Santa Evita" y dos proyectos audiovisuales basados en libros de su padre: "Noticia de un secuestro" y "Cien años de soledad".

El director y guionista cuenta que está en Palermo, que tenía pensado quedarse hasta mediados de junio por la serie que tiene como protagonista a Natalia Oreiro y será emitida por la plataforma Disney+, pero que a partir de las medidas sanitarias ese tiempo puede extenderse.

Su última película "Four Good Days", protagonizada por Glenn Close y Mila Kunis, se estrenó en el Festival de Sundance 2020, y debido a la pandemia tuvo un estreno limitado para el público general pero está previsto que llegue a la Argentina en el transcurso del 2021.

-T: Estás trabajando en la producción de "Noticia de un secuestro". ¿Cómo surgió ese proyecto?

-R.G.: Pensé que podía ser una buena miniserie más que una película porque requiere varias horas y sobre todo porque me daban ganas de ayudar a difundir esta historia para hacer contrapeso a lo que llamo la narcopornografía. Me refiero a películas donde lo que se ve es la vulgaridad y la violencia de los narcotraficantes y la fascinación con esa violencia, con el crimen organizado. El libro logró retratar una situación nacional, aparte de lo interesante de un individuo como Escobar que podía declararle la guerra al Estado, y luego la historia de un matrimonio y un grupo de secuestrados. Siempre pensé que la visión de un extranjero iba a enriquecer la adaptación, por eso recurrí a Andrés Wood y junto a él y a su hermana María Elena somos los productores. Trabajamos con guionistas colombianos pero también chilenos y cubanos. Se está filmando para Amazon, en español y en Colombia. Serán 7 capítulos por ahora y son los eventos que describe el libro de mi padre. El estreno puede ser el año entrante.

-T: Hay en marcha también una adaptación de "Cien años de soledad". ¿Cómo es ese abordaje de la obra de tu padre?

-R.G.: Siempre le preocupó hacer una película porque era ponerle caras a los personajes, imágenes a la imaginación pero sobre todo se preocupaba porque no cabía en una película de dos o tres horas, que por los costos iba a tener que ser en inglés y con actores de Hollywood. Sin embargo, el auge de la series y la internacionalización de estas plataformas sirven para pensar otra opción. El arreglo con Netflix era que se haría en las horas que fuese necesaria, que se filmaría en español y de ser posible en Colombia. Mi hermano y yo estamos involucrados como productores ejecutivos aunque no estamos cotidianamente en el proyecto pero ofrecemos nuestro punto de vista. Netflix tomó una buena decisión concentrándose sin prisa en los guiones. El puertorriqueño americano José Rivera lo ha estado adaptando y realmente está haciendo un muy buen trabajo. Quizás a fin de año se empiecen a sumar actores, directores.

-T: ¿Y la propuesta de involucrarte en "Santa Evita" cómo se produjo?

-R.G.: Había leído el libro, conocía a Tomás Eloy, que era amigo de mis padres. La actriz Salma Hayek y su socio José Támez me dijeron que estaban trabajando en una posible adaptación y me interesó enseguida. Es una novela muy buena, muy provocadora, basada en muchas cosas reales increíbles pero finalmente novelizadas. No me gusta hablar mucho de las cosas que están en progreso pero están Natalia Oreiro, Diego Velázquez, Darío Grandinetti.

-T: ¿Te involucraste en la adaptación o solo en la dirección?

-R.G.: Trabajé como productor pero siempre quise que las guionistas fueran mujeres y argentinas. Tengo esa sensibilidad como colombiano y mexicano de los extranjeros llegando a explicarte tu realidad. Entonces trabajé con Marcela Guerty y Pamela Rementería y comparto la dirección con Alejandro Maci. El elenco y los técnicos son argentinos con la excepción de Francesc Orella, el actor español que hace el papel del doctor Ara, quien embalsamó el cuerpo de Evita. Trabajé en el desarrollo pero con mucha sensibilidad, no quiero estar aquí imponiendo versiones extranjeras.

-T: ¿Cambió tu mirada sobre Evita al llegar a la Argentina?

-R.G.: Estamos hablando del libro, es la adaptación de la novela y no quiero meterme en la complicadísima historia del peronismo pero la figura de Evita es impresionante, lo presente que está con admiradores, detractores y con todo en el medio. Fue una mujer sobresaliente desde cualquier punto de vista. Todavía veo murales, afiches, posters con su imagen. (Télam)