La obra "Los zorros" del pintor Franz Marc, vendida en Nueva York durante el nazismo y luego donada a un museo donde se encuentra desde 1962, tendría que ser devuelta a los herederos del propietario original, el banquero Kurt Grawi, según la comisión asesora para casos de arte expoliado en Alemania.

Para la comisión, la venta de la pintura fue consecuencia directa del encierro de Grawi en un campo de concentración y de su huida del nazismo. Pero la ciudad de Düsseldorf, donde está el museo Städtische Kunstsammlung que tiene la pintura, sostiene que la obra de arte no debe ser devuelta porque su venta se hizo en 1940 en Estados Unidos, fuera del ámbito de dominio nazi.

La obra "debe se devuelta aun cuando la venta haya sido cerrada fuera del ámbito de dominio nazi", indicó la comisión a la agencia de noticias DPA, sobre la idea de que "estando su venta tan ligada a la persecución nacionalsocialista, el lugar en que sucedieron los hechos queda en un segundo plano".

La pintura de Marc, representante del expresionismo alemán del siglo XX, estuvo en posesión del banquero de origen judío, al menos, hasta febrero de 1940. Tras los pogromos de noviembre de 1938, Grawi fue detenido algunas semanas en el campo de concentración de Sachsenhausen y en abril de 1939 migró a Chile a través de Bruselas.

De un texto escrito en Bruselas durante su huida se desprende que la obra en ese momento se hallaba en París esperando ser enviada a Nueva York, donde debía ser vendida "a pesar de las condiciones poco favorables de la época". La venta se concretó en 1940.

El nazismo fue la ideología del régimen que gobernó Alemania entre 1933 y 1945 con Adolf Hitler en el poder, líder del Partido Nacionalsocialista Obrero alemán que gestionó el Holocausto, el genocidio de 6 millones de judíos y miles de minorías políticas, sexuales, religiosas y raciales.

Franz Moritz Wilhelm Marc, nació en la ciudad de Múnich el 8 de febrero de 1880 y murió 36 años después, el 4 de marzo de 1916, en la ciudad francesa de Braquis. Fue conocido por los retratos de animales que hizo en su periodo expresionista con colores primarios muy brillantes inspirados en la paleta de Robert Delaunay, quien buscaba la simplicidad, la fuerza vital de la naturaleza y un profundo sentido de emoción. (Télam)