Además de la escritura, Pedro Mairal tiene un proyecto musical: "Pensé que era Viernes", una apuesta por la canción rioplatense que desde 2017 comparte con el poeta, músico y tallerista Rafael Otegui, que los llevó a concretar presentaciones en vivo y a grabar milongas, baladas y también algún tango con los que se ocupan de alimentar la confluencia de la poesía y la música.

Desde Uruguay el escritor sigue haciendo música pero dice que por el momento está suspendida la grabación de canciones con su socio con quien llegó a grabar la canción "La tormentosa" a fines del año pasado.

Además hasta el año pasado, Mairal estuvo a cargo de un programa de radio "Tachame el Nobel", que se emitía todos los sábados a las 22 por la radio La Once Diez, y por el que pasaron Leila Guerriero, Alejandro Zambra, Vera Giaconi, Julieta Venegas, Ana Prada y Laura Wittner, entre otros músicos y escritores.

Con el objetivo de indagar, descubrir y repensar el trabajo creativo detrás de una canción, un poema o una novela, el autor de "Maniobras de evasión" planteaba conversaciones que todavía pueden encontrarse como "podcasts culturales" en distintas plataformas.

-T: Hacés radio, tenés un dúo musical con Rafael Otegui, ¿cómo dialogan esas actividades con tu escritura?

-P.M.: Son todas formas de comunicación. Son distintas pero siempre está involucrada la palabra y ese es mi fuerte. Con Rafa, los dos escribimos letra pero él es más músico que yo y canta bien, es el que sostiene la canción desde lo musical, lo mío es más verbal. La radio me encanta porque es palabra en el aire y está provocando imágenes todo el tiempo en el que escucha.

-T: ¿Modificaron tu atención al ritmo, al tono de tu trabajo literario?

-P.M.: Desde el principio tuve muy en cuenta la sonoridad de las palabras, hay una música en el lenguaje aunque no estés tocando un instrumento o desarrollando una melodía. Siempre me relacioné con el lenguaje de una manera poética teniendo en cuenta cómo suena eso que escribo y ahora se va manifestando de una manera más clara, para el lado más definido de la música por ejemplo.

-T: ¿Estás viviendo en Uruguay? ¿Cómo siguen tus proyectos desde allá?

-P.M.: Está interrumpida la grabación de las canciones con Rafa. Logramos grabar una que se llama "La tormentosa", está en Spotify y es del dúo "Pensé que era viernes". Hasta que no vuelva no podemos seguir grabando y eso será cuando se relaje un poco la frontera y estemos vacunados, ahora está difícil pero en algún momento va a ser más fluido y voy a estar yendo y viniendo. La escritura sigue, puedo escribir en cualquier lado, me siento con una mesita y la laptop y escribo. Por supuesto que se van metiendo cosas, así que a lo mejor sale algo montevideano o de la zona de Rocha que es donde estuve yendo. Ya escribí una canción sobre esa zona que se llama "El pescador de la nada". Sin duda Uruguay se va seguir metiendo en mi escritura. Ya lo hizo en "La uruguaya", en "Salvatierra" y en algunos cuentos de "Hoy temprano" también esta Colonia, así que se ve que había una pulsión grande con Uruguay y aquí estoy. (Télam)