La alarmante prohibición de libros en escuelas y bibliotecas de Estados Unidos llevó a la Biblioteca Pública de Nueva York (NYPL) a lanzar la campaña nacional "Libros para todos" para que los ciudadanos puedan acceder a los textos impugnados, especialmente en los estados gobernados por el Partido Republicano, como Florida, lo que afectó el acceso a obras que abordan temas de género, segregación racial, religión e historia.

Entre los volúmenes prohibidos se encuentran, por ejemplo, los best-seller "El dios de las pequeñas cosas", de la escritora india Arundhati Roy y "El guardián entre el centeno" de J.D. Salinger, además de la novela "Beloved", de la Nobel de Literatura Toni Morrison o el cuento infantil "And Tango Makes Three" (Y Tango los transforma en tres), que aborda la historia sobre dos pingüinos macho que adoptan a un bebé, basada en hechos reales, ya que los pingüinos macho del zoo del Central Park neoyorkino son famosos en Estados Unidos desde que en 2004 se descubrió que practican la homosexualidad.

Florida, por ejemplo, prohibió el 41% de los textos escolares de matemáticas alegando que promueven la ideología de género y el concepto de que Estados Unidos es una sociedad racista.

El número de títulos prohibidos llega a 729 de más de 1.500 libros en 2021, casi el doble que en 2019, lo que configura el mayor número de intentos de prohibición de libros en 20 años, según la Asociación Americana de Bibliotecas.

Con esta iniciativa de la NYPL, los lectores de todo el país podrán acceder a los libros comúnmente prohibidos tomándolos prestados a través de una aplicación gratuita de lectura de libros electrónicos, que puede utilizarse en cualquier dispositivo o Android.

"Estos recientes casos de censura y prohibición de libros son extremadamente preocupantes y equivalen a un ataque total a los cimientos de nuestra democracia", dijo Anthony W. Marx, presidente de la NYPL, consignó el periódico Daily News.

"El conocimiento es poder; la ignorancia es peligrosa y engendra odio y división. Desde su creación, las bibliotecas públicas han trabajado para combatir estas fuerzas simplemente haciendo que todas las perspectivas e ideas sean accesibles a todos, independientemente de su origen o circunstancia", agregó Marx.

El anuncio hecho el miércoles por la Biblioteca Pública de Nueva York se produjo un día después de que la Biblioteca Pública de Brooklyn (BPL) lanzó su propio proyecto, "Books UnBanned", diseñado para "ayudar a los adolescentes a combatir el impacto negativo del aumento de la censura y la prohibición de libros en las bibliotecas de todo el país", dijo un vocero de la BPL.

Esa institución ofrece, durante un tiempo limitado, a jóvenes de entre 13 y 21 años de todo el país acceso a la amplia colección de su biblioteca, que incluye unos 350.000 libros electrónicos, 200.000 audiolibros y más de 100 bases de datos.

"La Biblioteca Pública de Brooklyn está firmemente en contra de la censura y a favor de los principios de la libertad intelectual: el derecho de toda persona a buscar y recibir información de todos los puntos de vista sin restricciones", dijo Nick Higgins, bibliotecario jefe de la BPL.

(Télam)