La galería de los Uffizi, una de las pinacotecas más grandes del mundo, ubicada en la ciudad de Florencia, reabre sus puertas al público mañana con más de dos mil metros adicionales y obras maestras nunca antes exhibidas, luego de permanecer cerrada desde febrero pasado.

Además de las ya clásicas obras la "Sagrada Familia con San Giovannino" de Miguel Ángel, la "Medusa" de Caravaggio, El nacimiento de Venus de Botticelli y "La anunciación" de Leonardo da Vinci, el museo reunirá 129 obras maestras, algunas consideradas perdidas durante siglos y otras adquiridas recientemente.

La galería creció en más de dos mil metros cuadrados, informó el director del museo Eike Schmidt, quien añadió: "Esta reapertura sorprenderá al público con una serie de obras maestras nunca vistas y otras muy conocidas, pero exhibidas de tal manera que podrán ser redescubiertas en su significado más profundo".

Fueron reacomodadas trece salas del museo, dedicadas a los grandes de la pintura florentina, emiliana y romana del siglo XVI, mientras que una decimocuarta sala reunirá obras de Bernini, Cigoli, Chagall, Guttuso, entre otros retratos.

Además, fue remodelada la entrada al museo, pensada para agilizar y fluidificar las filas, con una nueva taquilla, un nuevo sistema de acceso y amplias zonas de recepción en la parte del complejo Vasari más cercana al Arno, informaron desde el museo.

En esta reapertura, se ha dado una nueva importancia a las escuelas no toscanas: la pintura romana del siglo XVI, con la sublime Muerte de Adonis de Sebastiano del Piombo, "puede por fin volver a verse a una altura que permite apreciar cada detalle", indicaron en un comunicado.

La restauración y recuperación de grandes espacios en la planta baja del museo incluyó también el ala Oeste, donde se han restaurado las antiguas caballerizas de los Medici. (Télam)