El escritor y traductor alemán Hans Magnus Enzensberger, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2002, murió en Múnich a los 93 años, informó hoy la editorial Suhrkamp.

"Como poeta, ensayista, biógrafo, editor y traductor, fue uno de los intelectuales alemanes más influyentes y reconocidos mundialmente", se lee apenas se ingresa a la web de la editorial, donde comunicaron el fallecimiento del escritor ocurrido ayer.

Nacido en 1929 en el Allgau bávaro, Enzensberger estudió literatura, idiomas y filosofía en Friburgo y París, entre otros lugares.

En 1955 se doctoró en la poética del escritor alemán del romanticismo Clemens Brentano y dos años más tarde publicó su primer libro, un poemario titulado "Defensa de los lobos".

A partir de 1965, Enzensberger publicó la revista Kursbuch , que cofundó y desde entonces, la editorial Suhrkamp Verlag ha publicado numerosos títulos, incluido el volumen Mausoleum (1978), que habla de las contradicciones del "progreso" en 37 baladas, o ¡Ach Europa! (1989), en el que Enzensberger mira a nuestro continente desde los bordes.

A lo largo de su vida, recibió los premios Hugo Jacobi en 1956, el de la Crítica en 1962, el Georg Büchner en 1963, el Etna Taormina en 1967, el Pasolini en 1982 y el Heinrich Boll, en 1985. Más recientemente, había recibido el Premio Frank Schirrmacher, en 2015.

Es autor de varias obras, entre las que destacan "Política y delito", "El interrogatorio de La Habana: autorretrato de la contrarrevolución", "Detalles", "Poesías para los que no leen poesías", "El corto verano de la anarquía", "Migajas políticas", "El misántropo" y "Europa. Europa".

En 1998 publicó "El corto verano de la anarquía", una biografía novelada del español Buenaventura Durruti, y realizó una nueva traducción de la obra de Federico García Lorca "La casa de Bernarda Alba".

"No hay un tema sociopolítico que Hans Magnus Enzensberger no haya tratado, ningún género literario en el que no haya estado activo", "No conocemos a nadie con quien preferiríamos darle sentido a este mundo", "Fue uno de los poquísimos pensadores con autoridad pública que advirtió contra los 'hombres del terror' del fundamentalismo religioso", escribieron destacados medios locales para despedirlo, tal como se hace eco la editorial.

En febrero de 1989, fue uno de los 22 periodistas de Alemania occidental que pidió al Gobierno de Bonn medidas de presión económica contra Irán, con el fin de que este país retirara las amenazas de muerte contra Salman Rushdie, autor de la novela "Versos satánicos".

En mayo de 2002, Enzensberger fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Como poeta, ensayista, biógrafo, editor y traductor, fue uno de los intelectuales alemanes más influyentes y reconocidos mundialmente. (Télam)