Arthaus es el nombre del más flamante espacio dedicado al arte contemporáneo en la ciudad de Buenos Aires, en la calle Bartolomé Mitre 434, que busca ser epicentro de las artes visuales, la música, la danza, las artes performáticas y sonoras, que abrirá a todo público a comienzos del 2022.

El nuevo espacio que estará dedicado a la producción, experimentación e investigación artística contemporánea ya alberga una imponente puesta artística de Manuel Ameztoy -reconocido por sus grandes piezas caladas- y albergará en el futuro, de manera permanente, la instalación "El baptisterio de los colores", del colectivo Mondongo, que por estos días se exhibe en la galería Barro, de La Boca.

Ubicado en pleno microcentro porteño -el edificio linda con la Catedral Metropolitana- Arthaus fue fundado y presidido por el empresario y coleccionista Andrés Buhar y tendrá un equipo curatorial integrado por María Teresa Constantín (artes visuales), Marcelo Delgado (dirección musical), Felicitas Luna (artes performáticas) y Gabriela Irrazabal (coordinación).

Además, albergará un auditorio para recibir 150 personas y un espacio de exhibición de más de 700 metros cuadrados, mientras que en la terraza -con vistas a la Plaza de Mayo y las cúpulas icónicas de la Buenos Aires- quedará instalado el baptisterio del Grupo Mondongo, compuesto por más de tres mil piezas de plastilina, cuya materia prima es el color mismo.

Para incentivar la creación y difusión de la producción contemporánea y apoyar a los artistas, se anunciarán dos concursos que Arthaus llevará a cabo en conjunto con el Museo Nacional de Bellas Artes y el Teatro Colón, informaron los organizadores.

La colaboración con el Museo de Bellas Artes consiste en la incorporación por parte de Arthaus de la obra de un artista, cada año, al patrimonio del museo, a través de la Asociación Amigos del Bellas Artes. También se llamará a un concurso anual con el fin de otorgar subsidios a la producción, que contará con un jurado internacional. Las obras premiadas, cuatro por año, serán expuestas en el mencionado museo.

Click to enlarge
A fallback.

En tanto, el acuerdo con el Teatro Colón consiste en la organización de un premio anual de composición, por el cual se elegirán cuatro obras sinfónicas que pasarán a integrar la programación de la sala lírica del año siguiente. El primer año se elegirán obras sinfónicas, luego será el turno de la ópera contemporánea y finalmente, del ballet contemporáneo. También, se otorgarán becas para trabajar en un laboratorio experimental de artes escénicas. (Télam)