"En la sombra", el libro de memorias donde el príncipe Harry hace revelaciones sobre la monarquía británica, tuvo un comienzo impactante con casi millón y medio de ejemplares vendidos en el primer día en su versión en inglés, convirtiéndose en la obra de no ficción que más rápido se ha vendido en el Reino Unido,

Las ventas en el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, incluyendo todos los formatos (libro físico, digital, audio) de "Spare" ("En la sombra" en español) sumaron 1,4 millones de ejemplares, lo que según Penguin Random House no tienen precedentes para un ensayo publicado por este gigante editorial, informó la agencia de noticias AFP.

“Siempre supimos que este libro volaría, pero está superando incluso nuestras expectativas más optimistas”, declaró en un comunicado Larry Finlay, director General de Transworld Penguin Random House. Según el editor, sólo otros libros -pero de ficción- superaron en esta carrera al del príncipe; los protagonizados por otro Harry: Harry Potter.

La salida a la venta del libro, que llegará mañana a las librerías argentinas, estuvo rodeada de una polémica, a la altura de los hechos que relata el libro. En Reino Unido, los primeros ejemplares se vendieron poco después de la medianoche en algunas librerías que abrieron especialmente para la ocasión, pero gran parte del contenido se filtró la semana pasada cuando fue puesta a la venta por error de forma anticipada en España.

La editorial no dio cifras sobre los otros 15 idiomas en que se publicó el libro, en venta desde el martes, cuatro meses después de la muerte de Isabel II y cuatro meses antes de la coronación de Carlos III.

En él, el príncipe de 38 años, quien vive en California desde 2020, hace un retrato muy crítico de los miembros de su familia. Nadie sale indemne, ni siquiera él mismo, cuya adolescencia marcada por las drogas y el alcohol relata con detalle. Tampoco su padre y su hermano Guillermo, ni sus respectivas esposas.

Harry presenta a su "querido hermano y archienemigo", el heredero al trono de 40 años, como una persona irascible y violenta, a quien nunca le gustó su esposa, la exactriz estadounidense Meghan Markle.

El Palacio de Buckingham no hizo declaraciones sobre estas revelaciones, pero la prensa británica informó, citando a fuentes reales anónimas, de que los Windsor están descontentos.

A pesar de las buenas ventas del libro, la popularidad del príncipe está por los suelos en el Reino Unido, donde muchos lo consideran un niño mimado que quiere los beneficios de la realeza sin sus inconvenientes.

Sólo el 24% de los británicos tiene una opinión favorable del duque de Sussex, según una nueva encuesta de YouGov realizada tras la publicación de las memorias. Él y su esposa son ahora incluso más impopulares que el príncipe Andrés, el hermano de Carlos III que fue apartado de la monarquía tras un escándalo sexual.

(Télam)