La asistencia de público a los principales museos del mundo como el Louvre, el Guggenheim o la National Gallery de Londres se redujo drásticamente en un 77 por ciento en el último año, debido a los cierres temporarios y los impactos generados por la pandemia de coronavirus, llevando la cifra de 230 millones de visitantes, en 2019, a 54 millones en el 2020.

Así surge del informe anual que elabora el medio británico The Art Newspaper, en referencia a la asistencia de cada año a los cien museos más visitados del mundo, entre ellos el Museo Nacional de China en Beijing, el Louvre en París, el Hermitage de San Petersburgo, la National Gallery de Londres, el Reina Sofia de España, los Museos Vaticanos y el Museo Metropolitano de Nueva York.

Inamovible en su ranking de "el más visitado", el Museo del Louvre, Francia, atrajo a 2,7 millones de personas, aunque eso significó un 72% menos que en 2019, cuando recibió 9 millones de visitantes, señalaron en el informe.

Otro de los datos aportados por esta encuesta anual que desde hace veinte años realiza el periódico especializado en arte es que, entre los cien museos, suman 41.000 días cerrados en todo el 2020, "más de un siglo de visitas perdidas", enfatizan en el relevamiento.

El segundo más popular en esta lista es el Museo Nacional de China de Beijing, con 1,6 millones de visitantes, que debió cerrar sus puertas durante tres meses a partir del 25 de enero y cuando volvió a abrir su capacidad máxima se redujo en un 90 por ciento.

Las ciudades europeas experimentaron una fuerte caída en el turismo internacional, por lo que París recibió solo el 5% de su número habitual de turistas, lo que explica que los tres principales museos de arte de la capital francesa -el Louvre, el Centro Pompidou y el Musée d'Orsay- registraron una caída del 73 por ciento en la asistencia en general: pasaron de 16,5 millones en 2019 a 4,5 millones en 2020.

También se vieron afectados museos de España, como el Prado que experimentó una caída del 76% mientras que las cifras del Reina Sofía disminuyeron un 72% (de 4,4 millones en 2019 a 1,2 millones).

En tanto, las visitas a los pesos pesados ​​italianos -los Museos Vaticanos, galerías Uffizi y la Accademia en Florencia- se redujeron en un 81%, 72% y 81%, respectivamente.

En Reino Unido, la Tate Modern de Londres fue el museo más visitado, arrebatándole ese lugar al Museo Británico, que debió cerrar sus puertas durante 208 días.

Estados Unidos, que detenta el mayor número de muertes relacionadas con Covid-19 y la mayor cantidad de casos en el mundo, fue donde los museos experimentaron las principales bajas de público, como el Guggenheim que tuvo un 88 por ciento menos de concurrencia, al permanecer cerrado durante más de siete meses.

La crisis sanitaria puso un freno a los planes del Met para conmemorar su 150 aniversario, lo que generó pérdidas monetarias por 150 millones de dólares, pero desde que reabrió en agosto con un aforo del 25 por ciento, reciben un promedio de 4.065 visitantes diarios.

Los datos sobre Brasil -con mayoría de casos de Covid después de Estados Unidos- revelan que sus museos estuvieron cerrados durante un promedio de 203 días el año pasado, un número que supera al de cualquier otro país, según el informe.

Las visitas al Museo de Arte de San Pablo, el Museo de Arte Moderno de esa misma ciudad y la Pinacoteca de São Paulo disminuyeron en 81 por ciento, 79% y 75% respectivamente.

El informe de The Art Newspaper también evidencia bajas en museos de Seúl, Escocia, Los Angeles, Tel Aviv, Tokio, Houston, Sydney, Chicago, Viena, Abu Dhabi, Atenas, México, Lisboa, Berlín, Praga, Amsterdam, Osaka y más ciudades del globo.. (Télam)