Bajo el lema “Entre antiguas apachetas y nuevas normalidades”, la 17º Feria del Libro de Jujuy abrirá sus puertas el próximo lunes, con más de 150 actividades literarias, culturales y educativas, que podrán disfrutarse a lo largo de una semana, en su mayoría, de manera presencial.

El programa, que el año pasado se adaptó completamente a la virtualidad por la pandemia de coronavirus, en esta oportunidad variará a una modalidad mixta, entre sus clásicas presentaciones de libros, charlas y talleres; puestas en escena, shows y obras teatrales, la participación de escritores arribados de distintas provincias; entre otras novedades.

“Estamos felices de poder volver a la presencialidad”, celebró María Eugenia Jaldín, una de las organizadoras del evento, al encabezar la presentación oficial de las actividades programadas.

Jaldín puso en valor que la nueva edición tendrá lugar en instalaciones del rectorado de la Universidad Nacional de Jujuy, en la ciudad capital, un predio amplio que permitirá la aplicación de los protocolos sanitarios requeridos para eventos de alta convocatoria.

En el predio ferial se propiciará un recorrido unidireccional; habrá un tiempo de permanencia de una hora y media por persona; las presentaciones se resolverán en espacios con capacidad limitada; y para el caso de grupos de asistentes mayor a seis personas se pedirá realizar previa inscripción.

Son más de 90 las actividades que tendrán lugar de manera presencial, a las que se suman cerca de 50 a resolverse en formato virtual y una veintena más que, como novedad dentro del programa, tendrán lugar en museos y espacios culturales del poblado de Tilcara, en medio de una propuesta de “extensión” del evento. (Télam)